Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP y Cs, a punto de cerrar el acuerdo de gobierno en Andalucía leer

Consenso y diálogo


13/ago/03 11:48 AM
Edición impresa

AYER SE PRESENTÓ la III edición de la Liga CajaCanarias de lucha. Se trata de una apuesta decidida por Tenerife. Es rupturista porque se desvincula del planteamiento regionalista que marcó la elite del deporte vernáculo en el último decenio. Pero engarza con el hondo sentir insular.

La junta de gobierno de la Federación de Lucha de Tenerife asume un riesgo sin precedentes. Pero su arrojo y valentía calan en los ámbitos sociales más próximos de la disciplina. Se palpa un interés desmesurado entre los aficionados y, sobre todo, los luchadores han hecho suyo el proyecto. Todos los puntales tinerfeños que buscaron acomodo fuera de la Isla en las últimas temporadas, han retornado. Tanta aceptación arroja un balance inesperado: catorce equipos. E igual número de patrocinadores creen en la idea. Pero ésta no es producto de la clarividencia ni de la perspicacia de los gestores de la Tinerfeña, sino de un trabajo serio, basado en el consenso y en el diálogo diario.

Todos los estamentos han contribuido al nacimiento de la Máxima Categoría. Este término de nuevo cuño aúna las ventajas de la Primera y la Segunda. Cuenta con el compromiso responsable y coherente del colectivo de luchadores, árbitros, entrenadores, público...Y también de los medios de comunicación. Llegó la hora de arrimar el hombro y, si hacen falta, los dos.