Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fracasa la moción contra el Gobierno francés por su gestión de la protesta de los "chalecos" leer
ENTRENAMIENTOS

El derby comenzó muy temprano


E. ESPECIAL, Lanzarote
13/ago/03 11:48 AM
Edición impresa

Doce horas antes de la final del Torneo de San Ginés, los dos equipos aspirantes al título estival abandonaron el hotel que comparten en Arrecife, tomaron asiento en sus correspondientes guaguas e iniciaron el trayecto hacia el campo.

Los dos vehículos realizaron el mismo recorrido. Se presagiaba un conflicto. Y así fue. Los blanquiazules arribaron al campo de Altavista. Una vez en el recinto deportivo, los futbolistas procedieron a acceder al campo de hierba artificial para iniciar el calentamiento. Justo en ese momento, aparcó en los aledaños del estadio el autocar del equipo grancanario, que se encontró el terreno de juego ocupado. Enseguida, el delegado de la Unión Deportiva, Manolo López, activó el teléfono móvil para comunicar la coincidencia al comité organizador del Torneo. Mientras, los jugadores amarillos se acomodaron por fuera de los vestuarios, en el suelo, aprovechando unos metros de sombra. Al lugar acudió al poco tiempo uno de los responsables del evento deportivo, que se marchó directo hacia Toño Hernández. El representante municipal parecía muy enojado y así se lo hizo entender al delegado del Tenerife. Por su forma de actuar, dio la impresión de que el intruso era el conjunto "chicharrero". A la discusión se fueron añadiendo el entrenador y el secretario técnico. Tras unos minutos de relativa tensión poco cambió. Los blanquiazules continuaron con sus ejercicios en media cancha, mientras que el preparador de la Unión Deportiva, Juan Manuel Rodríguez, sacaba partido al tiempo muerto con una charla a sus pupilos.

La otra versión

Según la organización, el Tenerife tenía reservado el estadio de Argana para llevar a cabo todas sus sesiones preparatorias, desde el domingo a ayer, aunque en principio no lo hizo ya que el citado campo se encontraba en obras. Asimismo, aclaró que el conjunto amarillo disponía de las instalaciones de Altavista para trabajar. De modo que, como ayer fue el único día en que los dos clubes entrenaron en la Isla de los volcanes, se produjo el choque de intereses. A todo esto, fuentes del Tenerife explicaron que la decisión de entrenar en Altavista fue tomada de manera unánime en los diferentes estratos de la entidad.

Media hora después del comienzo del desaguisado, los futbolistas de Las Palmas entraron al césped y, en su mitad, iniciaron sus ejercicios. Cabe subrayar que entre las plantillas reinó la cordialidad y no se produjo ningún roce. Al contrario.

Al margen de esto, en lo referente a la rutina de los blanquiazules, resaltó la inactividad de Kirian, aquejado de una sobrecarga de abductores, y la participación de Bueno.

ENTRENAMIENTOS