Jornada Deportiva

Makelele tampoco entrenó ayer y el Real Madrid acude a la FIFA

El centrocampista se ausentó por segundo día consecutivo de la sesión de trabajo, alegando no encontrarse en condiciones psicológicas. Se arriesga a quedarse sin ficha en la nueva temporada y también a ser inhabilitado.
COLPISA, Madrid
15/ago/03 11:48 AM
Edición impresa

COLPISA, Madrid

Makelele tensó la cuerda con el Real Madrid y se ausentó, por segundo día consecutivo, de la sesión de entrenamientos en la Ciudad Deportiva, alegando no encontrarse en condiciones psicológicas para trabajar. Y es que como el propio jugador ya comunicó al técnico, Carlos Queiroz, no tiene intención de volver a ejercitarse con el resto de la plantilla hasta que su situación no se solucione. Ante esta postura de fuerza, el club filtró su decisión de denunciar al jugador ante la FIFA.

En caso de prosperar esta demanda, revelada por la "SER", Makelele podría no sólo quedarse sin ficha para la próxima temporada, sino que sería inhabilitado. Esto significaría que el centrocampista, además de entrenar en solitario, tendría que cumplir los tres años de contrato que le restan con el Real Madrid, ya que se le impediría marcharse a cualquier otro club.

Makelele le echó el miércoles un pulso al Real Madrid que le puede costar caro. Tiene claro que va a ser consecuente con la decisión tomada: o le suben el sueldo, o le dejan marcharse al Chelsea, o no vuelve a jugar como merengue.

Marc Roger, representante y en los últimos días portavoz de Makelele, aseguró que un médico recomendó al todavía madridista que no se entrenara, ya que no se encuentra bien por una crisis de ansiedad. No ha trascendido qué médico -si del club o personal- lo ha recomendado.

El agente considera que Valdano sólo se contradice en sus declaraciones. Primero, porque el director deportivo asegura no tener una oferta en firme del Chelsea por el jugador y, sin embargo, dice que sí acepta reunirse "por cortesía" con los representantes del club londinense. Además, Roger recordó que Florentino Pérez se comprometió tiempo atrás a que si algún equipo ponía encima de la mesa una buena oferta por Makelele, cifrada precisamente en torno a los 10 millones de euros, éste era libre para marcharse. Ahora, le pide que cumpla.