Jornada Deportiva

Victoria para Pedrosa

El piloto español se hizo con el triunfo en la categoría de 125 cc, mientras que el italiano Valentino Rossi se impuso en un final trepidante a Sete Gibernau en MotoGP. La prueba checa, espectacular.
EFE, Brno (República Checa)
18/ago/03 11:49 AM
Edición impresa

El italiano Valentino Rossi, como él mismo representó luego junto a sus incondicionales del club de seguidores de Tavullia, parece "condenado" a ganar siempre y, de no ser así, arrecian las críticas, pero esta vez no hizo falta y aunque fuese por escasamente 42 milésimas de segundo le "devolvió" el favor al español Sete Gibernau.

Como en el resto de las cilindradas, el Gran Premio de la República Checa de Motociclismo resultó tremendamente espectacular y muy equilibrado en cuanto a opciones de victoria se refiere, pero la más esperada, por su desarrollo y los contendientes, fue la prueba de MotoGP, que con diferencia fue de las más equilibradas y disputadas de toda la temporada.

Al dominio inicial del australiano Troy Bayliss (Ducati Desmosedici), que tuvo casi hasta el final tras su rebufo a su propio compañero de escudería Loris Capirossi, le sucedió la pugna protagonizada por Valentino Rossi (Honda RC 211V) y Sete Gibernau (Movistar Honda RC 211V), que fueron los artífices de uno de los finales de carrera más disputado de los últimos tiempo y rememoraron el final de la prueba de Alemania, en la que fue el español el que se adjudicó el triunfo.

Sin embargo esta vez fue distinto, Rossi necesitaba imperiosamente ganar, no porque en ello le fuera el campeonato, sino por recuperar una moral dañada por las críticas y por demostrar que él sigue siendo el campeón y por esa razón no debe sorprender demasiado cuán expresivo fue en su posterior celebración.

Brno es un circuito de potencia, de velocidad, en el que obviamente las cualidades de pilotaje son importantes, pero no decisivas, salvo que se llegue a la última vuelta como lo hicieron Gibernau y Rossi.

La victoria permite a Rossi equilibrar su parcial con el piloto de Movistar, cuatro contra cuatro triunfos, pero además le hace incrementar su ventaja en el campeonato hasta los 34 puntos a falta de seis grandes premios.

La lucha que protagonizaron el francés Randy de Puniet (Aprilia), el español Toni Elías (Movistar Aprilia) y el sanmarinense Manuel Poggiali (Aprilia) en los 250 cc fue digna igualmente de mérito, pero quizás aquí los dos últimos se equivocaron, pues en su obcecación de pasar el uno al otro en la vuelta final no se dieron cuenta de que el tercero en discordia se marchaba los metros suficientes para garantizarse la victoria.

De los tres integrantes de ese trío por potencial mecánico Randy de Puniet era el más débil, pero sus rivales no valoraron todos los parámetros de esa vuelta final y le entregaron en bandeja el triunfo a su rival, que suma la segunda victoria de la temporada y cierra más si cabe la lucha entre los cinco primeros por el título mundial, aunque el peor parado de todos ellos fuese el español Fonsi González Nieto, que con la sexta plaza y una moto que ayer no rindió a la altura de la competencia está condenado a ganar en la próxima cita para recuperar parte del terreno perdido.

Igualdad por todo lo alto

Muy equilibrado resultó igualmente la carrera de 125 cc, pero los accidentes se encargaron de hacer la selección definitiva, primero el italiano Lucio Cecchinello y el alemán Steve Jenkner, ambos de Aprilia, después el español Pablo Nieto (Aprilia) y el suizo Thomas Luthi (Honda), también el sanmarinense Alex de Angelis, pero en su caso por problemas mecánicos en su Aprilia, el caso es que a la postre sólo quedaron dos.

Quienes debían disputarse la victoria eran viejos conocidos y no demasiado congraciados entre ellos, ya que el Daniel Pedrosa (Movistar Honda) y el italiano Stefano Peruginio (Aprilia), han tenido sus más y sus menos con anterioridad.

Esta vez no hubo demasiado lugar a la duda. Pedrosa demostró ser más rápido en Brno que Perugini y eso le sirvió para ganar su cuarto gran premio de la temporada y aumentar algo más la ventaja en el campeonato.

El español demostró que es un serio aspirante al título mundial y por ello ayer fue el mejor de la categoría más pequeña del Campeonato del Mundo de Motociclismo.