Jornada Deportiva

"Habrá SENTADA en protesta por la carencia de instalaciones"


10/sep/03 11:57 AM
Edición impresa

El baloncesto tinerfeño esta harto de injusticias, de abusos y de falta de rigurosidad. Rafael González, presidente de la Federación Insular, está dispuesto a sacar a la luz pública asuntos que en nada favorecen a la familia cestista en la Isla.

"No parece de recibo que el núcleo Santa Cruz-La Laguna, que mueve a gran número de clubes de baloncesto, no disponga de las suficientes instalaciones cubiertas para afrontar los entrenamientos y partidos oficiales. Por ese motivo llevé a la Asamblea la propuesta de hacer una sentada en todos los partidos de la primera jornada de Liga de la temporada 03-04. La respuesta de los representantes de cada estamento fue rotunda y, como muestra de solidaridad con clubes como el CB Atlantis, dieron el sí a manifestar nuestra repulsa, esperando que los responsables reaccionen", manifestó ayer a Jornada Rafael González.

Santa Cruz y La Laguna están bajo mínimos en este tipo de canchas, sin que las respectivas corporaciones mueven un hilo. "El problema puede ser más grave en Santa Cruz, toda vez que existe el rumor que habla del cierre del pabellón San Martín, debido al elevado desembolso en concepto de alquiler mensual", añadió el presidente de la FIBT.

El "muerto" de la 96-97

Otra de las desagradables noticias que presentó Rafael González a la Asamblea fue la deuda de 18 mil euros que reclama a la Federación Canaria la Mutualidad de Deportistas, en concepto de seguros.

"De esa cantidad corresponde a la Tinerfeña 6.000 euros (un millón de pesetas). La reclamación data de la temporada 96-97, cuando ni Clemente Mesa ni Rafael González dirigían los destinos de las dos federaciones. El reclamante ha puesto este hecho en conocimiento de la Federación Canaria cada año, pero ha sido ahora cuando se ha afrontado la situación. La FIBT ha llegado al acuerdo con la Canaria para que de los 4.200 euros de subvención anual que nos concede nos sean reducidos 1.800. De esta forma, en tres años tendremos amortizada la deuda", puntualizó Rafael González.

Y continuando con el tema financiera, dos apuntes, el primero que habla de un superavit de 1.800 euros (300 mil pesetas) en el pasado ejercicio 02-03, lo que habla de la positiva gestión del equipo de trabajo, toda vez que cuando asumieron la FIBT existía déficit. El otro asunto, aprobado por la Asamblea, permitirá al presidente hacer un estudio que haga viable la compra de un local social, "pues estamos pagando más de mil euros mensuales de alquiler", dijo Rafael González.