Jornada Deportiva
RAMÓN PÉREZ PUNTAL DEL CHIMBESQUE

"El club ha apostado fuerte por mí y me gustaría responder igual"


ISMAEL PÉREZ, S/C de Tfe.
10/sep/03 11:58 AM
Edición impresa

ISMAEL PÉREZ, S/C de Tfe.

Ramón Pérez es el único puntal grancanario que va a participar en la competición de Tenerife. El Chimbesque Construcciones Rojoce se fijó en él, y ha depositado en éste luchador las ilusiones de un nuevo proyecto. Su antecesor fue Juan Ramírez, que lo bordó. En el terrero dejó una grata impresión y en el ámbito personal, una huella imborrable.

El vínculo entre Ramón y Ramírez es una amistad labrada desde la infancia y, además, la afinidad con la afición de San Miguel de Abona. Cándida, entendida y desinteresada, la hinchada sureña tiene pocas referencias del puntal C de Ingenio que, a partir del viernes, liderará su equipo.

Ramón Pérez está comprometido con la causa, y sabe lo qué quiere. Es consciente de dónde está y a dónde pretende llegar. Va a poner todo de su parte para no defraudar. De momento ya ha hecho girar su vida alrededor de la lucha canaria. En la práctica es un deportista profesional con dedicación exclusiva. Está asesorado por dos técnicos: un preparador físico, que guía el trabajo aeróbico diario, y otro técnico especializado en el correcto manejo de las pesas en el gimnasio.

En el terrero tiene otros maestros. Entrena con Aldea Blanca, con bregadores experimentados como el propio Juan Ramírez y Eugenio Suárez.

El debut de Ramón Pérez con el Chimbesque Construcciones Rojoce tendrá lugar pasado mañana en Las Manchas. El viernes luchará con los que fueron sus compañeros en el Aridane la temporada que estuvo en La Palma, hace dos años.

-¿Cómo prevé ese encuentro?

-Está claro que todavía no estoy como me gustaría estar. Todavía me falta hacer mucho pantalón en el terrero. Es la primera luchada; son los primeros nervios, y uno lo quiere hacer lo mejor posible para salir todos contentos. Pero siempre no ocurre así. Y en La Palma va a ser especial, porque voy a tener en contra a José Luis Hernández y a Juan Ignacio Pérez, y también a Juan Carlos Pulido, el mandador.

-Además de tiempo, ¿qué necesita para sentirse seguro en los círculos de brega del Archipiélago?

-Que la afición nos apoye, tanto a mí como al club, lo más que pueda para poder llegar arriba.

-Al día de hoy, ¿cuántas sesiones de entrenamientos en el terrero acumula?

-Muy pocas. Cuatro o cinco, no llevo más. Pero lo más importante es que no tengo lesiones, ni arrastro ninguna secuela del año pasado ni más antigua, tampoco.

-Una semana más tarde del regreso de La Palma se disputa el II Memorial Felipe Díaz "el Chasna II", ¿lo conoció?

-Tres días antes de que tuviera el accidente hablé con él en el aeropuerto de Los Rodeos. Estaba con otros luchadores.

-¿Qué referencias le han llegado de este malogrado bregador?

- Pues que estaba saliendo para arriba y era la bomba. Demostró que tenía madera de la buena.

-Después de la pretemporada, ¿a quién se enfrenta el Chimbesque en la primera jornada de la Liga de la Máxima Categoría?

-Con el Brisas del Teide, el mismo rival del memorial, pero yo no he tenido muy en cuenta a los demás equipos. Sólo me he dedicado a prepararme para empezar lo mejor que pueda.

-¿Conoce el resto del calendario?

-Sí. Me lo han pasado por internet, porque aquí no llegan los periódicos de Tenerife.

-¿La directiva del Chimbesque le ha propuesto que traslade la residencia a San Miguel para que tenga roce y convivencia con el resto de la plantilla?

-Sí. Es una proposición que todavía está en el aire. Pero, de momento, el acuerdo que tenemos es que yo voy a hacer la pretemporada aquí, en Gran Canaria, porque me siento mejor. Tengo a mis compañeros y a mis preparadores, y más adelante ya se verá. No hay nada seguro.

-¿Por qué? ¿Depende de un trabajo, por ejemplo?

-No. Yo me dedico a la lucha mañana y tarde, porque ya que el Chimbesque ha apostado fuerte por mí, me gustaría responder igual; de la misma manera. En todos los equipo que he fichado siempre he dado lo mejor. Y este año, como hay una buena competición en Tenerife, me ilusiona estar arriba, para que a Ramón Pérez y al Chimbesque se les tenga en cuenta.

-¿Qué conoce de la lucha de Tenerife?

-Sólo a los luchadores de cabeza de los equipos y a la gente de Tenerife con que me crucé en La Palma.

-¿Cree que por el hecho de ser el único puntal de Gran Canaria se le va a mirar de manera especial?

-Lo normal es que esa circunstancia ni me perjudique ni me beneficie, y así lo espero. No pretendo que me den ni que me quiten. Sólo quiero que sean justos conmigo.

-¿Ha palpado la presión del pleito insular?

-No. De verdad que se han portado magníficamente conmigo. Por ese lado no puedo abrir la boca para decir nada.

-¿Le preocupan los arbitrajes?

-Yo creo que los árbitros, como seres humanos, se pueden equivocar como todo el mundo. Unas veces te dan y otras, te quitan. Yo me pongo en el lugar de ellos y sé que arbitrar no es fácil; tienen derecho a errar.

-¿Cómo se define como luchador?

-Soy un hombre de poder; el que amarra la lucha arriba para ganar los puntos.Y no un luchador que siempre ofrece espectáculo, ni nada por el estilo. Tampoco tengo un repertorio amplio de mañas, pero hay algunas que se me dan bien, como la tronchada, el cango (la burra en Tenerife) y la cadera, todas adaptadas a mi cuerpo y al momento de la luchada.

RAMÓN PÉREZ PUNTAL DEL CHIMBESQUE