Jornada Deportiva

"Marcar ante el Tenisca y lograr el triunfo es una alegría muy grande"

El delantero tinerfeño Álex Rodríguez fue decisivo para que el CD Mensajero venciera en el derby por excelencia del fútbol palmero. El "9" considera que esta victoria es muy importante para el futuro, pero no marca ningún objetivo.
JORNADA, La Palma
30/sep/03 12:05 PM
Edición impresa

JORNADA, La Palma

Álex Rodríguez cumplió lo que todo jugador desea en el fútbol de La Palma. Marcar el gol del triunfo en el derby por excelencia del fútbol insular; es decir, Tenisca-Mensajero o viceversa. Además, en el caso particular del delantero tinerfeño se une la circunstancia de que la pasada temporada defendió la elástica merengue. ¡Vamos!, que tiene motivos más que sobrados para estar satisfecho.

Álex dejó claro a esta Redacción que "conseguir el gol y, sobre todo, los tres puntos ha sido una alegría muy grande tanto para mí como para el equipo", advirtiendo de que "fue un partido muy intenso, con oportunidades y estaba claro que el equipo que lograra un gol se llevaría el triunfo. Al final logramos una victoria muy importante para el futuro".

Al ser cuestionado por la jugada del gol, el delantero rojinegro dijo que "fue un centro de Migui. Busco la espalda de Chacho, pero veo que el balón se queda corto. Intento adelantarme y tengo la suerte de que en el despegue el balón golpea en mi cuerpo y se queda franco para el disparo. Tuve esa oportunidad y no la desaproveché", añadiendo que "el gol es la vida de todo delantero y marcar ante el eterno rival es una sensación muy agradable".

En el equipo, aficionados y gente del entorno blanco se protesta en demasía la actuación del colegiado, al entender que existen dos penas máximas no sancionadas en el área visitante. En este sentido, Álex asegura que "para mi también existieron dos penaltys en el área local y nadie dice nada. Uno por manos y otro por una falta muy clara que me hace Marcos Rodríguez. Lo importante al final es el triunfo, que fue para el Mensajero, y la alegría de todos los aficionados rojinegros, que necesitaban un esfuerzo de su equipo. La verdad es que me alegro mucho por cada uno de ellos".

El goleador no se plantea objetivos a largo plazo y entiende que su equipo "sólo puede mirar al siguiente partido. Hemos sumado tres puntos muy importantes porque nos da la moral suficiente para afrontar el partido ante el Laguna en nuestro campo, que es donde más fuertes nos estamos mostrando, pero la competición es muy larga, todo cambia muy rápido y hablar de metas sería absurdo. Creo que ahora, con las pocas jornadas que llevamos, lo único que vale es trabajar en cada entrenamiento por mejorar y luego hacer todo lo posible para que el estadio de Miraflores sea un fortín. Cuando pasen las jornadas ya se podrá ver hasta dónde podemos llegar".