Jornada Deportiva

Derby con humildad


30/sep/03 12:06 PM
Edición impresa

HORMIGUEO POR TODO EL CUERPO, como en las grandes ocasiones. Eso es lo que jugadores, cuerpo técnico, directivos y aficionados empiezan a sentir. Dentro de apenas cinco días, Las Palmas y Tenerife volverán a enfrentarse en algo más que un partido de fútbol. Así lo prueba el hecho de que el resultado final provoque tan variadas reacciones en cualquier ámbito social.

En estos momentos, se van a quedar en un segundo plano otras cuestiones deportivas que habitualmente ocuparían un primer plano.

Como el ansiado estreno del Unelco Tenerife en la ACB también el próximo sábado, aparcando polémicas internas (menos mal que todavía existen personas con sentido común, el menos común de los sentidos).

O el paso firme que siguen demostrando nuestros poderosos representativos en voleibol masculino y femenino.

O el arranque de las siempre atractivas competiciones de lucha canaria, de base, etc.

Ahora, lo que manda en la calle, en los bares, en las guaguas, incluso en las peluquerías, es el derby. ¿Todo por el peligroso placer de situarse por encima de ellos?

Pues ojo, que el orgullo es la fuente de casi todas las desgracias, el peor de los vicios. Lo mejor, entonces, será que los comentarios se basen en la prudencia y en la humildad.