Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
La CE, en un paso sin precedentes, pedirá a Italia un nuevo presupuesto leer

El grancanario Jorge decidió en el descuento el partido del "morbo" en los banquillos


20/oct/03 12:19 PM
Edición impresa

Jorge Larena, un suplente para Gregorio Manzano, salvó ayer la cabeza a su técnico con un gol de falta directa en el descuento tras un pésimo encuentro del Atlético y del Mallorca.

El Atlético de Madrid, de Gregorio Manzano, y el Mallorca, de Luis Aragonés, ofrecieron un partido pobrísimo, en el que ambos se mostraron sin recursos. El encuentro se presentaba lleno de alicientes tras el cruce de declaraciones de los técnicos y los directivos a lo largo de la semana y con la visita al Calderón de uno de sus históricos, Luis Aragonés, y de cuatro ex rojiblancos, Nagore, Colsa, Stankovic y Fernando Correa.

Pero enseguida se desinfló, y sobre el terreno de juego apenas hubo fútbol. Sólo se salvaron Samuel Eto''o y Ariel Ibagaza, en acciones muy puntuales, y Jorge Larena por su golazo.

El Atlético funcionó a tope durante los diez primeros minutos, pero, poco a poco, se fue apagando. Tras el primer arreón de los locales, todo se volvió más confuso y precipitado. El encuentro no tenía dueño hasta que el "niño" marcó su primer tanto de la Liga.

En el minuto 30 Aguilera evitó el tanto del empate al desviar un disparo de Eto''o; sin embargo, el delantero mallorquinista tardó sólo ocho minutos en repetir la ocasión y acertar, haciendo el 1-1.

Torres marcó de nuevo, en el minuto 42, a la salida de un saque de esquina, pero Losantos Omar anuló el tanto por supuesta falta previa de un atacante local.

El segundo tiempo, Manzano se llevó una de sus primeras pitadas en el Calderón al sentar a Ibagaza y sacar a Jorge Larena al terreno.

Y después de dos claras ocasiones baleares y cuando el partido acababa, el grancanario dio el triunfo a los suyos.