Jornada Deportiva

Juan Carlos Ferrero se consagró en el Rockódromo de Madrid

Fiel a su estilo de juego, del golpeador nato, el español se hizo con su primer título de un Masters Series en pista cubierta al aniquilar en la final al jugador chileno Nicolás Massú con un concluyente marcador de 6-3, 6-4 y 6-3.
EFE, Madrid
20/oct/03 12:20 PM
Edición impresa

Fiel a su estilo de juego, de "golpeador" nato, borrando de una vez por todas el manido cliché de especialista en tierra batida, el español Juan Carlos Ferrero se hizo con su primer título de un Masters Series en pista cubierta al aniquilar en la final de Madrid al chileno Nicolás Massú.

Con un concluyente marcador de 6-3, 6-4 y 6-3 en dos horas y media, muy parecido al que el suizo Roger Federer endosó el pasado domingo a Carlos Moyá en la final de Viena. Ferrero se hizo acreedor al título que recibió de manos del Príncipe de Asturias, y que dedicó esta vez, en vez de a su madre Rosario, fallecida, a su padre, Eduardo.

El valenciano acumula así cuatro esta temporada (Roland Garros, Montecarlo y Valencia) para sumar 14 en su carrera y liderar a partir del lunes las dos clasificaciones mundiales, la Lista de Entradas y la Carrera de Campeones, con pequeña pero suficiente holgura, y encarar el final de año con autoridad.

Ferrero redondea una temporada de ensueño, pues además ha sido finalista en el Abierto de Estados Unidos, está clasificado de nuevo para el Masters que se disputará en Houston y para la final de la Copa Davis.

Sólo quedan tres semanas de competición en el calendario ATP y cinco torneos en juego. Y la lucha por acabar el número uno del mundo se ha desatado desde que la sesión de pista cubierta comenzó recientemente. Ferrero, Rodick y Federer, persiguen esa meta pero es el español el que más posibilidades tiene porque a partir de ahora dependerá únicamente de sus resultados.

En París (27 octubre-2 de noviembre) y con los mismos puntos en juego de Madrid (100 para el campeón), Ferrero sólo defenderá siete, mientras que Roddick y Federer afrontarán 25.

Ferrero sabía de la importancia de actuar con solvencia en Madrid y lo tuvo más fácil de lo que él esperaba ante Massú.

El Centro Insular de Squash de Tenerife fue escenario del I Memorial Manuel Febles, última prueba de la Copa Cabildo 2003. Tito Rodríguez se proclamó vencedor, tras derrotar en la final a Carlos Bercedo por 3-2. En Segunda categoría, la victoria recayó en Tomás García que no dio opciones a Ramón Llusiá (3-0). Finalmente, en Tercera, el jugador gomero Javier Gonzálvez se erigió en campeón tras superar en el último partido a David Padrón.

El surafricano Ernie Els se impuso al danés Thomas Bjorn por 4 y 3 en la final del Mundial Match Play disputada en el campo inglés de Wentworth, con lo que consigue su quinto título en esta competición. Els se embolsó 1,67 millones de dólares e igualó así el récord de victorias de su compatriota Gary Player y del español Severiano Ballesteros. El jugador surafricano de 34 años, defensor del título, disputaba su sexta final de su carrera deportiva.

Dedicatoria distinta

Juan Carlos Ferrero dedicó esta importante victoria, no a su madre, "que estará allí arriba, en el cielo", sino a su padre, Eduardo, a fin de cuentas el hombre que lo ha apoyado y le ha servido de estímulo desde que era muy niño. Ferrero dio la enhorabuena a Massú porque considera que, tras haber mejorado mucho, ya está entre los mejores del mundo. Dio las gracias al Príncipe de Asturias "por haber venido a ver el partido" y también agradeció la colaboración del público y de todo su equipo. Para Massú, "la semana será inolvidable". No ocultó estar un tanto triste, porque quería ganar, pero perdió frente al número uno del mundo, al que felicitó por este nuevo título. Dio las gracias a sus entrenadores y al público de Madrid y aseguró que su intención es la de volver el próximo año. Por su parte, Ion Tiriac el promotor del evento, dijo que durante la semana hasta 117.000 espectadores acudieron al Rockódromo.