Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
Detenida una empleada de hogar en Santa Cruz de Tenerife por el hurto de 25.000 euros leer

Que pase el siguiente

El UB La Palma CajaCanarias también fue capaz anoche de derrotar al Bilbao Basket de Txus Vidorreta, en un pabellón de Miraflores que volvió a vibrar.
vestuarios
8/nov/03 12:33 PM
Edición impresa

vestuarios

Sanz: "No hay que cortarles las alas"

"El partido fue muy trabajado, como esperábamos, con un Bilbao que nos lo puso muy difícil. La igualdad fue máxima en los tres primeros cuartos, para desarrollar nuestro estilo de juego en el último", comentó Rafa Sanz. ¿Tiene límite este equipo?, esta fue su respuesta: "Con esta trayectoria el límite sigue siendo el mismo, la permanencia. Pero la misma está cada vez más cerca y no podemos cortar las alas a estos jugadores". Vidorreta señaló que "el encuentro se decidió en el ultimo cuarto, con los triples. Los tiran, los meten y gana La Palma. Esa es la lectura que le doy a lo sucedido", dijo.

El UB La Palma CajaCanarias repetió en la noche de ayer una nueva hazaña, tras un triunfo épico ante el Bilbao Basket, forjado en la intensidad defensiva del equipo en el último cuarto.

Con la de ayer, el plantel de Rafa Sanz suma ya ¡siete victorias!, lo que lo sitúa en la tercera posición de la LEB. Algo que nadie podía imaginarse cuando la entidad que preside Carlos Toledo asumió el reto y la responsabilidad de situar al baloncesto palmero en la división de plata del basket español.

En los primeros diez minutos los equipos compartieron aciertos y desaciertos, aunque el encuentro comenzó con un parcial de 8-3 para el UB La Palma CajaCanarias, algo muy esperanzador, pero que pronto Bilbao, más por carencias de juego del equipo local que por méritos propios, igualó en el marcador, merced a un Venson Hamilton espectacular e inspirado en la "pintura".

Mientras La Palma alternaba defensa individual con distintas zonas, el cuadro de Vidorreta insistía una y otra vez en abastecer a sus hombres del interior, lo que le llevó a un triunfo parcial de 17-19, con el que concluyó el primer cuarto.

En el segundo asalto la cosa fue aún peor que el anterior para La Palma CajaCanarias, ya que el equipo local encajó un 0-5 de inicio que motivó la orden desde el banco para cambiar nuevamente a una zona presionante, en la que los de Rafa Sanz se encontraban más cómodos y que originaba que al Bilbao le costara más a la hora de buscar los lanzamientos exteriores.

Este periodo concluyó con el parcial de 16-18, lo que se tradujo en una renta de 4 tantos con la que se llegó al descanso (33.37).

El tercer cuarto comenzó con el grito desde la grada de "A por ellos, a por ellos..." y Txemi Urtasun se fue a por su ex-equipo. En apenas dos minutos hizo diez puntos casi de forma consecutiva, que colocó una ventaja para La Palma de 3 tantos (51-48), ante la lógica reacción del aficionado.

Ante este marcador, Txus Vidorreta se vio obligado a solicitar tiempo muerto. El objetivo del técnico vasco era que los suyos volvieran al basket-control, agotando las posesiones hasta los 24 segundos, una situación que volvió a complicar la labor defensiva del UB La Palma y que motivó que el Bilbao se fuese en este tercer parcial con cuatro arriba (53-57).

Llegó el último cuarto y con el mismo el espectáculo. En estos ultimos diez minutos La Palma sacó de la pista a su rival, endosándole un parcial de 22-11 que dejaba la victoria en Miraflores.

En esta recta final del partido, Juanjo Triguero y José Manuel Balmón asumieron por momentos el papel de su compañero Edward y anotaron dos triples de forma consecutiva que hicieron que el Bilbao viese impotente como su rival lograba colocar un +7, lo que al final le fue imposible acortar.

En estos minutos de gloria cestista que protagonizaron los de Miraflores, parecía como si los de Rafa Sanz hubiesen escrito un guión en el que lo más apasionante se iba a resolver en los instantes finales. Vamos, como toda buena película.

Estos fueron los minutos de máximo disfrute para una afición que vio como su equipo iba a sumar un nuevo triunfo, el séptimo, ante un rival que vino con el cartel de "coco" y que se fue como lo hicieron anteriormente Tarragona, Cáceres, Algeciras y Gijón, es decir, de vació.

Enhorabuena y ¡que pase el siguiente!