Jornada Deportiva

Carlos Sainz dijo adiós al Mundial tras un accidente

El piloto noruego Petter Solberg (Subaru) y el francés Sebastien Loeb (Citroën) se quedan como los dos únicos candidatos para adjudicarse el entorchado de pilotos en el Rally de Gran Bretaña.
EFE, Cardiff (Reino Unido)
8/nov/03 12:34 PM
Edición impresa

EFE, Cardiff (Reino Unido)

El abandono de Carlos Sainz (Citroën) a causa de una salida de pista durante la tercera especial del Rally de Gran Bretaña dejó solos en la lucha por el título al noruego Petter Solberg (Subaru) y el francés Sebastien Loeb (Citroën), en la que está por delante, aunque con una renta mínima tras la primera etapa, el escandinavo.

Petter Solberg, ganador del rally británico el año pasado, lidera la cita, última del Mundial, con una ventaja de ocho segundos sobre Sebastien Loeb, que es segundo y no pierde de vista a su adversario, pese a que la prioridad de su equipo es que termine para lograr el título de constructores.

Carlos Sainz se despidió de toda opción de ganar su tercer título a causa de una salida de carretera. El madrileño perdió el control de su Xsara WRC y se salió de la pista en la tercera especial. Ni el madrileño ni su copiloto, Marc Martí, sufrieron daños, pero ya no pudieron regresar a la carrera.

La mala fortuna volvió a cebarse con Sainz, que en su séptima lucha por el título en Gran Bretaña, se quedó de nuevo fuera de combate, esta vez por una salida pista.

El español comenzó la segunda jornada ya asediado por los malos augurios. Afrontó la primera especial del día con un problema con el cableado de la cámara subjetiva que lleva en el habitáculo. Los cables comenzaron a arder a causa de un cortocircuito y este factor ya desconcentró al madrileño.

Sainz llegó a la tercera especial con más de 18 segundos de desventaja acumulada y comenzó a atacar para tratar de reducir la distancia con respecto a sus dos rivales, que ya empezaban a escaparse. Pero en su intento por alcanzarles se salió de la carretera y ya no regresó a la lucha por el título.

Al acabar su participación, Carlos Sainz, aseguró que la de 2004 será su última temporada en el Campeonato del Mundo de Rallys.

Solberg y Loeb son los dos únicos aspirantes al título de campeón del mundo en las carreteras galesas. El francés lidera el certamen con 63 puntos, uno más que el noruego, que necesita, por lo tanto, sumar dos unidades más que su rival para proclamarse campeón.

Solberg ganó cuatro de los cinco tramos disputados, mientras que Loeb se impuso en los otros tres.

El abandono de Sainz trastocó los planes de la marca Citroën en Gran Bretaña, de donde quiere salir como campeona del mundo de constructores, título por el que lucha con Peugeot, lo que podría perjudicar a Sebastien Loeb en su objetivo de proclamarse campeón de pilotos.