Jornada Deportiva

Otro DÍA MALO


8/nov/03 12:34 PM
Edición impresa

La segunda ronda del Seve Trophy que se está disputando en el campo valenciano de El Saler rozó por unos momentos la debacle, cuando al paso de los nueve hoyos todos los jugadores de Europa continental, capitaneados por Ballesteros, iban perdiendo sus partidos en la modalidad de fourballs (cada jugador juega su bola y se anota el mejor resultado de cada pareja). Al término de la jornada, Europa pierde el Seve Trophy por tres puntos, 3,5 frente a 6,5, ante el equipo de las islas británicas.

La gran novedad de los partidos de hoy será la pareja formada por Sergio García (en la foto) y Severiano Ballesteros, una de los emparejamientos más esperados de los últimos años. Serán los últimos en salir en los partidos de greensome por la mañana (la pareja sale desde el tee, se escoge la mejor bola y desde esa ubicación se van alternando golpes).

De nuevo, todos los españoles perdieron sus partidos, pese a que Miguel Ángel Jiménez e Ignacio Garrido estuvieron muy cerca de ganar a Davis y Casey y sólo el último hoyo decidió el ganador. La emoción la pusieron José María Olazábal y Ballesteros, que disputaron el último encuentro frente a Justin Rose e Ian Poulter. Después de ir perdiendo por 5 hoyos a falta de 7 por terminar, la pareja española comenzó a remontar y a cuatro hoyos de final ya había recuperado tres hoyos. Pero tanto Seve como Txema tuvieron el enemigo en casa, y el putt fue el punto flaco de los dos y lo que les frenó en su lucha por la victoria. Fue, sin duda, el partido más seguido, el más emocionante. Se vieron golpes increíbles por parte de los jugadores, pero en las distancias cortas los españoles regalaron muchos puntos, demasiados.