Jornada Deportiva

Canarias perdió con Castilla La Mancha y al final acabó en la tercera posición

El combinado que prepara Andrés Clavijo se vio claramente perjudicado por la actuación del colegiado local, que expulsó a Mara, Manolo y Dani después de perdonar la roja directa a Cristóbal, que derribó por detrás a Goyo cuando encaraba la meta de Tortosa. Los isleños hicieron el mejor fútbol del torneo.
9/dic/03 12:57 PM
Edición impresa

Canarias quedó eliminada de la Copa de las Regiones UEFA, tras caer derrotada ante Castilla La Mancha por 3-1. Los canarios, que se habían impuesto a la selección de Aragón en la primera jornada, se vieron perjudicados por un arbitraje que terminó por desquiciarles. Finalizaron con tres jugadores expulsados en un partido condicionado por la actuación arbitral, ya que la selección de Castilla La Mancha también terminó con dos jugadores que vieron tarjeta antes de tiempo.

De no ser por la actuación del colegiado, el resultado hubiese sido distinto puesto que Canarias ofreció en sus dos partidos del campeonato el mejor fútbol que se ha visto en Guadalajara.

Ante Castilla La Mancha, el combinado canario únicamente pudo aguantar los primeros 25 minutos, en los que disfrutó de varias ocasiones de gol. La más clara, la protagonizada por un activo Goyo, quien por centímetros no llegó a rematar un rechace tras un tiro de Abraham.

En el minuto 19, el árbitro comenzó a castigar a los canarios, ya que únicamente sancionó con tarjeta amarilla una fuerte entrada de Chus sobre Goyo cuando éste encara en solitario la meta local.

Los anfitriones estaban creando peligro por las bandas, así llegó el primer gol del partido. Fue una internada de Mellado por el lateral izquierdo, que efectuó un envío al punto de penalti donde se encontraba Raúl para marcar de cabeza.

Cuatro minutos después se produjo la justa expulsión por doble amarilla de Mara, quien realizó una fuerte entrada por detrás a Ruiz. Esta circunstancia trastocó los planes del combinado canario, que en los últimos quince minutos fue desaborlado por su rival, que disfrutó de numerosas ocasiones para haber aumentado su renta.

Tras la reanudación, Canarias no tiró la toalla y buscó el empate, que pudo llegar en el minuto 47, con un disparo de Jonathan desde la frontal que despejó con acierto el meta castellano-manchego. Inmediatamente después, el sufrió un nuevo varapalo con la expulsión por roja directa de Manolo, tras una patada sin sentido a Ruiz.

Aún con nueve jugadores sobre el campo, los canarios, a base de casta y empuje, lograron recortar distancias en el minuto 60, gracias al gol de Abraham. Sin embargo, el gran esfuerzo realizado pasó factura y terminó perdiendo el partido en los últimos 20 minutos, después de encajar el tercer gol, que supuso un jarro de agua fría para sus intereses. De ahí hasta el final, el choque continuó en su tono brusco. Hubo tiempo para tres expulsados más.