Jornada Deportiva

Su última ETAPA


9/dic/03 12:58 PM
Edición impresa

El pueblo abulense de El Barraco se quedó pequeño para las más de dos mil personas que acudieron ayer al funeral y posterior entierro del ex ciclista José María Jiménez, fallecido el pasado sábado en Madrid de un paro cardiaco.

El pueblo entero y buena parte del pelotón nacional, además de multitud de periodistas y ciclistas aficionados, acudieron a dar el último adiós al "Chaba" Jiménez en una triste ceremonia que estuvo cargada de recuerdos.

Los restos mortales del "Chaba" recorrieron el corto trayecto que hay desde el tanatorio hasta la iglesia a hombros de seis amigos del fallecido y acompañados por varios coches que portaban más de veinte coronas de flores de sus ex compañeros del Banesto, de la Federación Española de Ciclismo, de la organización de la Vuelta a España o de la Escuela de Ciclismo El Barraco, entre otras.

Tanto a la entrada como a la salida de la ceremonia, que tuvo una duración aproximada de 45 minutos, el féretro que contenía los restos mortales de José María Jiménez recibió una sonora y prolongada ovación. Tras la ceremonia, únicamente familiares y amigos acompañaron al cuerpo del ex ciclista hasta un cementerio situado a dos kilómetros del pueblo.