Jornada Deportiva

Las leyendas del pedal

La Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife reunió, en la plaza del Adelantado, a las "viejas glorias" del ciclismo tinerfeño, quienes serán homenajeados el día 30 de marzo en el transcurso de la Gala del Deporte 2005.
AGUSTÍN ARIAS, La Laguna
1/mar/06 20:03 PM
Edición impresa

La Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife (APDT), reunió en la plaza del Adelantado, en La Laguna, a las auténticas leyendas del ciclismo canario. Siete de los once tinerfeños ganadores de la Vuelta Ciclista a la Isla se vieron las caras para grabar el reportaje que será emitido en el transcurso de la Gala del Deporte 2005, acto que se celebrará en el teatro Guimerá, el día 30 de marzo.

Las viejas glorias del pedal allí presentes -Manuel Brito Marichal (56 y 57), Esteban González Quintero (58, 59 y 61), José González Delgado "Canarito I" (60), Toñín Salas (62 y 67), Sebastián Berriel (63 y 64) y Juan Pedro González (95)-, quisieron rendir homenaje al alma mater de la Vuelta Ciclista, el entusiasta Tomás Morales, quien también recibirá en la Gala el reconocimiento del deporte tinerfeño por su aplaudida iniciativa, allá por los años 50.

No pudieron asistir, por distintos motivos, Tomás Amador Reyes (68 y 70), José Manuel González Espinosa (79 y 80), Jesús Miguel López Dóriga (83) y José Ramón Pérez Hernández (86). En el caso de Suso López-Dóriga, por el fallecimiento, un día antes, de su padre.

Leyendas del pedal tinerfeño a las que necesariamente hay que unir otro nombre ilustre, el de Jesús Fernández, quien también formó parte del pelotón, compitiendo entre los más destacados en aquellos finales de los 50 y principios de los 60, aunque su extraordinario trabajo sobre su bici nunca pudo ser compensado con los laures de campeón de la Vuelta a la Isla.

Su constancia, su exquisito rodar y su condición de excelente corredor lo hacen merecedor, sin ningún género de dudas, de formar parte de este gran equipo al que se puede definir como el de los doce magníficos del pedal tinerfeño.

Los "doce magníficos"

Hablar de Brito Marichal, gomero de nacimiento, es hacer referencia a la constancia y sacrificio de un deportista que, como los demás homenajeados por la APDT, se levantaban a las cinco de la mañana para recorrer las escasas e ingratas carreteras tinerfeñas, con el tiempo justo para recobrar la imagen de trabajador e iniciar sus quehaceres diarios.

Esteban González Quintero está considerado por todos, incluidos sus rivales deportivos de la época, el mejor de todos los tiempos. Lo demostró en Tenerife, Las Palmas y en cuantas pruebas intervino en la Península. Pero un desgraciado accidente de tráfico, cuando se dirigía en moto al Cuartel de Ingenieros, le fracturó una pierna, alejándolo definitivamente del ciclismo.

En la misma línea de constancia, entrega y sacrificio figuran los nombres de otros ilustres, como Chano Berriel, Toñín Salas, "Canarito I", Tomás Carrillo Yanes (q.e.p.d.), Tomás Amador Reyes, José Manuel González Espinosa, Jesús Miguel López-Dóriga Herrera, José Ramón Pérez Hernández y Juan Pedro González.

En definitiva, doce destacadas figuras de un deporte tan emblemático y apasionante como sacrificado. El de la lucha contra sí mismo sobre una máquina que sólo responde al ritmo del pedaleo. Son los "doce magníficos del ciclismo tinerfeño" a los que el deporte y la sociedad insular y canaria siempre les estarán agradecidos.

"En nombre de todos queremos agradecer esta distinción que vamos a recibir en la Gala del Deporte y que compartimos con la familia del pedal", indicó a EL DÍA Esteban González Quintero.