Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Arabia Saudí admite la muerte de Khashoggi leer

Héctor se centra en su propósito de hacerse un hueco en el equipo

Su salida del equipo se daba por segura al final de la Liga pasada, en la que apenas contó para Oltra, pero los dirigentes del club prefirieron no dar el visto bueno a la rescisión de su contrato y el jugador descartó una posible cesión. En la vuelta a los entrenamientos, el defensa refuerza su deseo de triunfar en el CD Tenerife.
JORNADA, S/C de Tenerife
24/jul/08 7:18 AM
Edición impresa

Héctor Sánchez no se ha marchado del CD Tenerife y, de momento, tampoco tiene la intención de fichar en otro equipo, algo que hace un mes parecía poco probable, dada la escasa participación del canterano en la Liga pasada y su necesidad de afianzarse como jugador profesional, aunque para ello tuviera que cambiar de aires.

Seguramente, el lateral izquierdo no dio el paso definitivo porque Santiago Llorente prefirió que no se desligara del club de manera definitiva -le quedan dos años de contrato- y porque no le convenció la idea de salir cedido a un conjunto de Segunda División B.

Pasada la tormenta de la incertidumbre, de la que trató de mantenerse al margen durante sus vacaciones, le ha llegado la calma con la estabilidad que le brinda la rutina de los entrenamientos y las perspectivas de una nueva Liga. Sin cerrar del todo la puerta a un cambio -ayer indicó que "en principio" seguirá en el Tenerife-, el majorero rescató su expresión preferida en estos casos, la de "entrenar fuerte cada día y mejorar", y compartió su propósito de hacerse "un hueco en el equipo". Para ello tendrá que convencer a Oltra, que ya le ha advertido de que "todos partimos de cero", de lo que se desprende que Clavero no iniciará la pretemporada con ventaja en la carrera hacia la titularidad.

Lo que sí tiene claro Héctor es que no está dispuesto a repetir "una temporada como la anterior", ya que lo pasó "bastante mal" por no jugar, así que opta por hacer borrón y cuenta nueva y "empezar la campaña con mucha ilusión".

Héctor confesó que durante sus vacaciones quiso "desconectar y no saber nada" sobre los planes de la entidad respecto a su futuro, y apuntó que "el club decidió que no me marchara y yo tampoco me quise ir cedido a un Segunda B, que es algo que no me interesa".

Actitud no le falta a un futbolista que encara cada curso "con ganas de jugar lo máximo posible".