La Laguna

El convento de San Agustín, germen de la historia de la Ciudad del Adelantado

El singular edificio, con luz propia en el conjunto histórico, fue fundado por dos frailes agustinos que participaron en la conquista de la Isla.

EL DÍA, La Laguna
3/feb/02 14:07 PM
Edición impresa
Aunque el edificio fue iniciado en 1506, no fue hasta el período de 1530 - 1560, bajo el priorato de fray Pedro Grimón, cuando se levantaron el claustro, dormitorios y celdas, continuamente reformados y ampliados en los dos siglos siguientes. El interés de este edificio radica, aparte de sus valores arquitectónicos, en que fue la sede de la primera Universidad de Canarias. En efecto, aunque el convento ya albergaba una cátedra de Gramática y Latinidad, costeada por el Cabildo desde 1539, fue en 1701 cuando los agustinos obtuvieron una bula del Papa Clemente XI que les permitía otorgar grados universitarios.
Ya en 1846 fue transformado en instituto de ámbito provincial y en los últimos tiempos, el Cabildo efectuó una amplia restauración del edificio que acoge reuniones, encuentros y exposiciones.
El claustro principal del convento de San Agustín comenzó a construirse a mediados del siglo XVI. Es uno de los mejores ejemplos de este tipo de arquitectura en Canarias.
Columnas y capiteles Sus columnas trabajadas en cantería roja presentan en la planta alta capiteles labrados con muy variados motivos y estilos como reflejo de los diversos momentos constructivos que ha sufrido el edificio. Asimismo, destaca el trabajo de madera de la techumbre de la escalera. Al final de ésta todavía se encuentra el escudo de la Universidad agustina, establecida en el recinto en el siglo XVIII.
En 1743, Benedicto XVI transformó el Colegio Agustino en Universidad, que tendría vida efímera, pues sería cerrada poco después y sólo reabierta como centro universitario en 1821 tras la exclaustración.
El convento y la iglesia de San Agustín forman el primer conjunto arquitectónico que poseyó la orden en Tenerife.
Desde 1530, la iglesia contaba con una sola capilla y posteriormente sufrió numerosas reformas durante los siglos XVII y XVIII, y en este último se decide derribar la iglesia y volverla a edificar desde sus cimientos. La construcción fue terminada hacia 1784.
El 2 de junio de 1964 la iglesia sufrió un gran incendio que destruyó el interior.