La Laguna

El debate sobre la ordenanza de las antenas llegó a punto de ebullición en el pleno

La norma municipal salió adelante por 14 votos a favor y 12 abstenciones de la oposición, aunque previamente fue rechazada una propuesta del edil socialista Javier Abreu para agregar varias puntualizaciones a la misma. Algunos vecinos mostraron su descontento.

EL DÍA, La Laguna
9/feb/02 14:07 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Laguna Casi se puede afirmar que el salón noble acogió ayer dos plenos o un "pleno paralelo". La presentación de una moción para informar sobre el dictamen de fiscalización de la empresa Teidagua en las urgencias reinició un nuevo y amplio debate, en torno a las dos de la tarde, que antes había llegado al punto de ebullición con el de la ordenanza municipal de las condiciones urbanísticas de localización, instalación y funcionamiento de antenas y equipos de telecomunicación. También fueron nítidas las direcciones opuestas entre las expectativas de varios vecinos presentes y las cuestiones de carácter técnico expuestas durante el pleno para explicar lo que rige en la legalidad vigente en esta materia.
De antemano, intervino una vecina de un inmueble de la calle Patrona de Canarias, del Camino de Las Mantecas, Carmen Rosa Saavedra. Con trazos crudos, pero muy directos y de gran carga humana, expuso los problemas de salud que sufren ella y otros habitantes por la presencia de dos antenas en el lugar, que solicitó fueran retirada: "Yo no puedo demostrar que sufro continuos dolores de cabeza; siempre amanece, pero igual un día de éstos no lo hago yo. Quizá si me ingresan en el hospital, como centro sensible, dejo de padecer esa contaminación".
El edil socialista Javier Abreu recalcó que "la ordenanza presentada no tiene en cuenta una cuestión fundamental como es la salud de los ciudadanos" y propuso varios puntos para que fueran incluidos en la norma municipal.
El concejal de Urbanismo, Francisco Gutiérrez, hizo hincapié en que la regulación, que recoge las facultades del Ayuntamiento en esta materia se ajusta a la normativa del Ministerio de Tecnología y Ciencia. Gutiérrez subrayó estaba abierto a las sugerencias de socialistas y vecinos, pero nunca en contra de la ley publicada en el BOE.
Abreu insistió en la salud de los vecinos y Gutiérrez le recriminó aseverando que también era la pretensión del grupo de gobierno. El debate se fue acalorando con varias intervenciones. Una vecina mostró su disgusto tras la votación: "Me gustaría saber dónde viven ustedes", gritó, y abandonó la sala.