La Laguna

Los comerciantes de Capitán Brotons temen que el corte de la calle les obligue a cerrar

La Asociación Lagunera de Pequeños y Medianos Empresarios (Alapyme) se reunió ayer con el concejal de Vías y Obras, Manuel Caballero, para buscar una solución "ante la alarma generada en los vecinos y empresarios" por las repercusiones de los trabajos en el teatro Leal.

EL DÍA, S/C de Tenerife
29/may/02 14:10 PM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

Alapyme señala que el cierre de este tramo "tendrá una repercusión directa en la actividad comercial de nuestros asociados", pues en la calle Capitán Brotons hay siete actividades diferentes, una consulta médica, varios depósitos de comercios y los propios accesos a las viviendas".

En el encuentro mantenido ayer, los afectados le plantearon al concejal que las obras "suponen una clara amenaza para la actividad comercial y que, en todo caso, no se podrá ver compensada con medidas fiscales, pues en La Laguna se pagan unos impuestos muy caros".

Si bien no se mostró una postura radical en contra de las obras, si demandaron "mayor planificación, para que éstas tengan una menor repercusión en el sector comercial". Además, los representados de Alapyme no descartaron emprender acciones legales "si no hay una justificación fundamentada", pues entienden que "hay que planificar teniendo en cuenta alternativas", ya que en este caso recriminan que se avisó "cuando el corte de la calle era una realidad".