La Laguna

La Audiencia manda archivar el caso de posibles injurias de Santiago Pérez a González

El edil Gustavo Matos explicó que ahora la jueza debe dictar acto de sobreseimiento libre del portavoz socialista y levantar las medidas que dictó, al estimarse que no hay delito. José Miguel González presentó en su día una querella después de un pleno con fuerte intercambio dialéctico.

EL DÍA, La Laguna
26/sep/02 14:15 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Laguna Matos, que ha llevado como letrado la representación de Santiago Pérez, informó sobre la decisión notificada el 24 de septiembre por la Audiencia Provincial de estimar el recurso de queja contra el auto del Juzgado de Instrucción número 7 de La Laguna de 8 de febrero de 2002. Después de recordar los precedentes de la querella criminal interpuesta por González contra el jefe de filas socialista, con los acontecimientos acaecidos en una tensa sesión plenaria como detonante, el edil y abogado comentó que "después de muchos trámites procesales en el juzgado, la jueza entendió que había indicios de una conducta delictiva - concretamente de injurias - y pesar de que el Ministerio Fiscal había manifestado lo contrario. Además, le impuso una medida personal - creo que sin precedentes en Canarias - de una fianza de más de 96 mil euros por aquellas afirmaciones efectuadas durante el debate plenario".
"Entonces consideramos que era una medida desorbitante y desproporcionada - indicó Matos - y presentamos un recurso de queja ante la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, que lo ha resuelto a través de una providencia. En un solo razonamiento jurídico, el juez resuelve que no existe delito de injurias".
Gustavo Matos asegura que el magistrado entiende que "previamente hubo insultos por parte de José Miguel González y, por otro lado, que debe entenderse como aplicable cierto margen cuando se ejercen las funciones de oposición al gobierno municipal. Asimismo, el hecho de que González tardara ocho meses en presentar su querella criminal, da a entender que la injerencia en su derecho al honor o a la propia imagen no fue grave ni preocupante para el querellante".
Matos dijo que el magistrado manda a que se proceda a revocar el auto recurrido para que por el Juzgado de Instrucción correspondiente se dicte el correspondiente de sobreseimiento libre de la causa con base en el artículo 637.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
En el razonamiento político se señala que "para apreciar la existencia de un delito de injurias tienen que cumplirse los elementos objetivos y subjetivos del tipo, y en cuanto al subjetivo, el ánimo de injuriar. Sin embargo, no debe perderse de vista en ningún momento que tanto el querellante como el querellado son personajes públicos que en el momento de los hechos desempeñaban tareas políticas como representantes de la Corporación de San Cristóbal de La Laguna...".
Tanto Gustavo Matos como el secretario general de La Laguna - Centro, Javier Abreu, mostraron su satisfacción por esta "victoria judicial".
Por otra parte,
EL DÍA quiso ponerse en contacto con el concejal José Miguel González para que ofreciera su valoración de la sentencia, aunque el intento resultó finalmente infructuoso.