La Laguna

Palacio de Lercaro, una bellísima estampa


18/dic/02 14:18 PM
Edición impresa
En la calle San Agustín se elevaba la casa del escribano Gaspar Justiniani, muerto en 1566. Una descendiente suya, Catalina, se casa en 1593 con Francisco Lercaro de León, uniéndose así dos familias, que la construyeron a finales del siglo XVI. La leyenda ligada a la casa cuenta que una joven de la familia fue obligada a casarse por intereses económicos. En la celebración de la boda sólo se encontró el velo de la novia./ R. CHICO