La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las milicias kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico leer

La corporación refuerza el Servicio de Atención al Menor Absentista los dos próximos años

La Comisión de Gobierno tomó ayer el acuerdo de iniciar el expediente de contratación para proyectos encaminados a detectar situaciones de riesgo. El presupuesto es de 420.707 euros.

EL DÍA, La Laguna
11/mar/03 14:22 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Laguna La Comisión de Gobierno municipal tomó ayer el acuerdo de iniciar el expediente de contratación del Servicio de Prevención y Atención al Menor Absentista para los dos próximos años, que contará con un presupuesto para ese período de 420.707 euros. El ayuntamiento pretende que el contrato entre vigor en mayo, justo cuando finaliza el actual, con lo que se garantiza la continuidad de este importante servicio social, que incluye actuaciones y proyectos encaminados a detectar situaciones de riesgo y marginación social entre los escolares del municipio.

Se toman, en consecuencia, medidas de asistencia y rehabilitación tanto individuales como en el seno de su entorno familiar y social.

Los objetivos específicos que se persiguen son enseñar y apoyar a las familias con menores en edad escolar que presente esta problemática, orientar en hábitos educativos y socializadores, así como trabajar coordinadamente con la comunidad educativa para optimizar su escolarización y su rendimiento académico.

Apoyo en casa

Así, el servicio cuenta con el proyecto de apoyo escolar en casa, cuyo fin es el de crear hábitos de estudio, implicar a los padres, instruir en técnicas y estrategias de aprendizaje y favorecer el gusto por la lectura. Este proyecto será llevado a cabo por tres diplomados en magisterio.

Otro proyecto incluido, es el denominado, "Prevención y Atención a la problemática del menor absentista", que se desarrolla en todos los centros de escolarización obligatoria del municipio de San Cristóbal de La Laguna; las edades de sus destinatarios van desde los 6 a los 16 años. Se trata de prevenir situaciones de desamparo de los menores, sobre todo en aquellos casos en que se detecta más de un 15 por ciento de faltas injustificadas a clase durante un mes.