La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Disturbios en Vallecas frente a la casa del presunto asesino de un vecino leer
MIGUEL SUÁREZ SANTANA *

Elecciones y seguridad ciudadana


5/abr/03 14:23 PM
Edición impresa

COMO CADA CUATRO AÑOS, meses antes de las elecciones, los aspirantes a gobernar o a mantenerse en los gobiernos bajan hasta los mortales y comienzan a mostrar una inusitada preocupación por atender aquello que durante el mandato no han sido capaces de resolver o que, simple y llanamente, lo ignoraron. Así, como anuncio de que se acercan fechas electorales, el disparo de salida de las campañas es el arrinconado asunto de la inseguridad ciudadana - cuestión ciertamente discutible - , que se ha convertido en una obsesión para los vecinos y que los políticos, ladinamente, rescatan de sus carteras.

Después de aquel viaje a Madrid de Ricardo Melchior, presidente del Cabildo Insular de Tenerife, y Ana Oramas, alcaldesa de La Laguna, quien, precisamente por ese motivo, abandonó un pleno en el que se trataba idéntico asunto por el que se desplazaban a su capital y que, como se suponía, pese a que vendieron como un éxito los acuerdos conseguidos, todo se quedó en nada, recientemente, ambos han mostrado su indignación, pidiendo incluso dimisiones.

Son los detalles que nos anuncian que estamos en campaña por si no nos habíamos dado cuenta. Es decir, durante toda la legislatura los sindicatos, tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de las Policías Locales, han denunciado terca y machaconamente la falta de personal y mientras, los gobiernos locales han hecho oídos sordos a estas críticas. Concretamente, en La Laguna, se ha reprobado hasta la saciedad la desastrosa organización de la Policía Local, cuya Jefatura mantiene un desorbitado número de guardias y mandos en labores administrativas (una tercera parte de la plantilla), que promueve diferencias entre sus componentes, que fomenta las desigualdades entre el personal favoreciendo al de confianza y persiguiendo al de la calle; en definitiva, un cúmulo de agravios que más que un desastre organizativo, parece un desprecio, cuando no un escarnio, hacia los escasos números que desempeñan como buenamente pueden su labor de servicio a los vecinos.

Más grotesca es la actitud del PP en La Laguna, pues tiene la delegación de Policía Local en uno de sus concejales, Antonio Hernández, popularmente conocido como Sargento Antonio y, después de 40 años de servicio en el cuerpo, reconvertido a político por ciencia infusa, ahora el aspirante nos anuncia, cual arcángel, que hará todo aquello que su antecesor prometió en la anterior campaña y que no ha cumplido cuatro más tarde. Pero elecciones mandan y el asunto estrella de los partidos que ignoraron durante esta legislatura que ahora finaliza, bien mirando hacia otro lado (CC), bien colaborando en mantener esas limitaciones de personal (PP), es el mismo: seguridad ciudadana.

La penúltima es el acercamiento de posturas entre CC y PSOE de crear la Policía Autonómica. Es de suponer que se formará desde las Policías Locales, que se tomará como base el conocimiento que los profesionales de este cuerpo tienen de la ciudadanía, que prácticamente conocen desde que nacieron. No en vano, en la inmensa mayoría de casos, son natales del pueblo por el que trabajan. Aunque no hay que reflexionar mucho para concluir que, si no han sido capaces de hacer funcionar la Ley de Coordinación de Policías Locales, en vigor desde hace casi seis años, saltándose la composición de la Comisión de Coordinación que se contempla en ese texto (tienen representación los jefes de Policía, con más poder que los sindicatos, cuando la ley sólo los cita a título de consulta), relegando la exacta coordinación en cuanto a sueldos, permitiendo una chapuza en cuanto a la Academia Canaria de Seguridad (jefes y mandos vinculados y con academias privadas); es decir, si los que dicen que van a crear la Policía Autonómica son los mismos que consienten tal patochada, que alguien nos proteja. Pero claro, no se va a eliminar ahora un tema tan socorrido como la seguridad de los programas electorales. Elecciones mandan.

* Coordinador provincial del Área de

Policía de Intersindical Canaria

MIGUEL SUÁREZ SANTANA *