La Laguna

Tegueste festeja mañana la romería en honor de San Marcos Evangelista

La Villa se prepara ya para recibir a partir de las 13:00 horas de este domingo, a miles de personas de toda la Isla. El recorrido romero se iniciará tras la función religiosa, y en el mismo tendrán una amplia representación la ganadería y agricultura tradicionales del municipio.
EL DÍA, Tegueste
26/abr/03 14:24 PM
Edición impresa

En la XXXV edición de la Romería en honor a San Marcos Evangelista se contará este año con la participación de 26 carretas artesanales, los 3 barcos del municipio y un total de 29 grupos folclóricos y parrandas que realizarán el recorrido festivo en honor a su Santo Patrono, que permanecerá entronizado en el baldaquino de la Plaza de San Marcos junto al párroco, quien irá bendiciendo a los romeros y al ganado mientras desfilan.

Fuentes de la concejalía de Recursos Humanos Régimen Interior y Servicios Generales de la Administración, cuyo concejal es Marcos de Armas, han confirmado coordinación de las diversas medidas de seguridad y asistencia.

Así, durante la celebración de la romería de San Marcos se contará con los miembros de la Policía Local de Tegueste, así como los de la Guardia Civil de Tráfico y comandancia del puesto de la Guardia Civil de Tacoronte, además de dos mandos y veinte agentes de la Policía Local de La Laguna.

En cuanto a los colectivos voluntarios y efectivos sanitarios, la peregrinación romera contará con 30 miembros de Cruz Roja y vehículos asistenciales, 12 bomberos tanto del cuerpo de voluntarios de Tegueste como del puesto de referencia de Consorcio, en este caso de La Laguna, y 20 personas de Eco-Tango.

La Romería de San Marcos comenzó en 1969 a salir a la calle con los elementos característicos que definen su identidad como son las carretas artesanales, los barcos de madera y la danza de las flores.

Los ciudadanos teguesteros, en honor a su pueblo, tomaron la iniciativa de realizar un acontecimiento de este tipo, año tras año, en la fecha más próxima al día 25 de abril, con el fin de hacer perdurar en el tiempo las costumbres rurales de la comarca nordeste de Tenerife.