La Laguna

La torre de la Concepción se abrirá al público en septiembre

Los días 6 y 7 se celebrarán unas jornadas de puertas abiertas para los laguneros, que podrán subir a tan emblemático edificio y visitar varios templos. A partir del día 8, estos inmuebles se ofertarán al turismo.
EL DÍA, La Laguna
24/jul/03 14:28 PM
Edición impresa

EL DÍA, La Laguna

La torre de la Concepción de La Laguna, junto a varios edificios propiedad del Obispado de Tenerife, podrá ser visitada a partir del día 6 de septiembre, según destacó ayer a EL DÍA el primer teniente de alcalde y concejal delegado de Turismo, Rafael Becerra Anet.

Los días 6 y 7 del citado mes, nueve monumentos históricos podrán ser conocidos más de cerca gratuitamente por los laguneros y, a partir del lunes día 8, estarán abiertos a los turistas y a todo aquel que visite la ciudad. Para admirar sus riquezas arquitectónicas y artísticas se deberá pagar una cantidad que, según Rafael Becerra, será destinada a obras de acondicionamiento y restauración de los edificios.

Las construcciones incluidas dentro de esta iniciativa son la iglesia de la Concepción, el Obispado, los conventos de Santa Catalina y Santa Clara, el santuario del Santísimo Cristo de La Laguna, la iglesia de Santo Domingo, la iglesia de los Dolores, la capilla de la Cruz Verde y la ermita de San Cristóbal.

Para llevar a cabo este proyecto, el Ayuntamiento de La Laguna y el Obispado de Tenerife, representados por el concejal Rafael Becerra y el vicario de Asuntos Económicos de la Diócesis de Tenerife, Julián de Armas, firmaron recientemente un convenio.

El concejal de Turismo es partidario de que la ruta de los inmuebles religiosos parta de la plaza del Adelantado y termine en la torre de la Concepción, desde donde, a modo de mirador, los turistas podrán contemplar una panorámica de la zona visitada. Luego, volverán solos al punto de partida, dejándoles un tiempo para que puedan hacer sus compras en la ciudad.

Guías específicos

El horario de apertura al público de estos edificios históricos será de 10:00 a 18:00 horas, de lunes a viernes, y de 10:00 a 14:00 horas, los sábados.

Los visitantes estarán acompañados en su recorrido por unos guías preparados específicamente para esta actividad y que ofrecerán todo tipo de información sobre el edificio en que se encuentre el turista. También han existido contactos con el CIT del Noreste para la cesión de personal especializado que enriquezca las visitas.

Rafael Becerra está convencido de que con este proyecto ""no sólo los laguneros conocerán mejor sus edificios más emblemáticos, sino que aquellos que visiten la ciudad podrán descubrir los valores arquitectónicos y artísticos de Aguere"", lo cual era difícil con anterioridad, pues los inmuebles objeto de este proyecto tenían un horario de visita más reducido.

El concejal consideró que ""esta iniciativa permitirá revitalizar el comercio como eje fundamental de la economía de La Laguna, con las compras que los turistas harán en los principales comercios de la ciudad"".

Becerra comentó la posibilidad de que los conventos puedan poner a la venta sus labores artesanales y recuerdos, para ayudar a superar sus pequeñas economías, y dijo que se editará una guía de los lugares incluidos en la ruta turística.

Uno de los mayores atractivos de estas visitas lo constituirá, sin lugar a dudas, la subida a la torre de la Concepción, que fue construida por primera vez en 1577 Y derribada en 1630 para volverse a hacer en 1694. A lo largo del siglo pasado fue objeto de varias transformaciones.

Becerra desea ampliar la oferta turística de la ciudad con los atractivos de la costa y el medio rural.

La torre de la Concepción de La Laguna, junto a varios edificios propiedad del Obispado de Tenerife, podrá ser visitada a partir del día 6 de septiembre, según destacó ayer a EL DÍA el primer teniente de alcalde y concejal delegado de Turismo, Rafael Becerra Anet.

Los días 6 y 7 del citado mes, nueve monumentos históricos podrán ser conocidos más de cerca gratuitamente por los laguneros y, a partir del lunes día 8, estarán abiertos a los turistas y a todo aquel que visite la ciudad. Para admirar sus riquezas arquitectónicas y artísticas se deberá pagar una cantidad que, según Rafael Becerra, será destinada a obras de acondicionamiento y restauración de los edificios.

Las construcciones incluidas dentro de esta iniciativa son la iglesia de la Concepción, el Obispado, los conventos de Santa Catalina y Santa Clara, el santuario del Santísimo Cristo de La Laguna, la iglesia de Santo Domingo, la iglesia de los Dolores, la capilla de la Cruz Verde y la ermita de San Cristóbal.

Para llevar a cabo este proyecto, el Ayuntamiento de La Laguna y el Obispado de Tenerife, representados por el concejal Rafael Becerra y el vicario de Asuntos Económicos de la Diócesis de Tenerife, Julián de Armas, firmaron recientemente un convenio.

El concejal de Turismo es partidario de que la ruta de los inmuebles religiosos parta de la plaza del Adelantado y termine en la torre de la Concepción, desde donde, a modo de mirador, los turistas podrán contemplar una panorámica de la zona visitada. Luego, volverán solos al punto de partida, dejándoles un tiempo para que puedan hacer sus compras en la ciudad.

El horario de apertura al público de estos edificios históricos será de 10:00 a 18:00 horas, de lunes a viernes, y de 10:00 a 14:00 horas, los sábados.

Los visitantes estarán acompañados en su recorrido por unos guías preparados específicamente para esta actividad y que ofrecerán todo tipo de información sobre el edificio en que se encuentre el turista. También han existido contactos con el CIT del Noreste para la cesión de personal especializado que enriquezca las visitas.

Rafael Becerra está convencido de que con este proyecto ""no sólo los laguneros conocerán mejor sus edificios más emblemáticos, sino que aquellos que visiten la ciudad podrán descubrir los valores arquitectónicos y artísticos de Aguere"", lo cual era difícil con anterioridad, pues los inmuebles objeto de este proyecto tenían un horario de visita más reducido.

El concejal consideró que ""esta iniciativa permitirá revitalizar el comercio como eje fundamental de la economía de La Laguna, con las compras que los turistas harán en los principales comercios de la ciudad"".

Becerra comentó la posibilidad de que los conventos puedan poner a la venta sus labores artesanales y recuerdos, para ayudar a superar sus pequeñas economías, y dijo que se editará una guía de los lugares incluidos en la ruta turística.

Uno de los mayores atractivos de estas visitas lo constituirá, sin lugar a dudas, la subida a la torre de la Concepción, que fue construida por primera vez en 1577 Y derribada en 1630 para volverse a hacer en 1694. A lo largo del siglo pasado fue objeto de varias transformaciones.

Becerra desea ampliar la oferta turística de la ciudad con los atractivos de la costa y el medio rural.