La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias le exige al Estado que busque una solución al gas radón leer

Hogar, dulce hogar

El Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de La Laguna entregaron ayer las llaves de dos promociones de viviendas públicas a varias familias del municipio, entre las que se encuentran algunas afectadas por las lluvias del 31 de marzo de 2002 que se quedaron sin sus casas.
EL DÍA, La Laguna
24/jul/03 14:28 PM
Edición impresa

EL DÍA, La Laguna

""Llevamos mucho tiempo esperando y estas viviendas nos parecen un verdadero palacio"". De esta forma recibieron la entrega de llaves de sus 24 viviendas, las familias del municipio de La Laguna que han estado deseando desde varios años que llegara este momento, sobre todo las 11 que perdieron sus hogares en el trágico 31 de marzo de 2002 por las lluvias torrenciales que cayeron en Tenerife.

Ambos edificios, construidos por el Gobierno de Canarias y gestionados por el Consistorio lagunero, suponen el alojamiento definitivo tanto para las personas que lo habían solicitado hace ya siete años y que residían en viviendas prefabricadas en la zona de Geneto, como para las familias afectadas por las lluvias, que vivirán en la calle Buenaventura Bonnet hasta su traslado definitivo a Geneto.

Cambio de residencia

Con el recuerdo todavía reciente de lo vivido aquel 31 de marzo, y con la esperanza puesta en el futuro, algunos evitaron rememorar aquellos momentos y se mostraron ""muy satisfechos y contentos"" con la entrega de sus nuevas casas y la posibilidad de no pagar el alquiler.

Es el caso de Alejandro Rodríguez, el presidente de la comunidad de propietarios de estas nuevas viviendas de Buenaventura Bonnet, quien explicó que ""antes de la riada, vivía desde hacía 38 años en Taco, y aunque ahora tendrá que ser aquí, estoy muy feliz, porque más adelante tendré un hogar en Geneto"".

Ángela Portero también ha recibido las llaves de su nueva casa con gran ilusión, pero al igual que Alejandro, opinó que ""el único inconveniente es el continuo cambio de residencia. Primero estuvimos en el barrio de La Candelaria y ahora nos venimos a Buenaventura Bonnet para dentro de un año trasladarnos de forma definitiva hasta Geneto, y eso se nota bastante"".

Por ello, manifestaron que ""preferimos quedarnos en un solo sitio y comprar la vivienda, porque dijeron que íbamos a estar de alquiler unos meses y llevamos ya un año. No creemos por ello que en el período de dos nos den la nueva casa en Geneto"".

Para Victoria Torres, por ejemplo, la situación es distinta porque ella no es una afectada por la riada del 2002, pero lleva siete años esperando por una nueva casa y después de vivir en Geneto en una vivienda prefabricada, ""la nueva me parece como un palacio. Tiene tres habitaciones y sólo tengo que pagar 48 euros al mes"".

A pesar del retraso en la entrega de esta promoción pública en régimen de alquiler, la alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, explicó que ""en su momento le dimos nuestra palabra a las 11 familias que perdieron sus hogares durante las lluvias, y lo hemos cumplido. Hasta que se terminen las viviendas en régimen de propiedad en la zona de Geneto, contarán con éstas de alquiler, que forman parte de las casi 2.000 viviendas necesarias en el municipio y a cuya cifra queremos llegar cuanto antes, porque además suponen la recuperación de la vida familiar para estas personas"".

En este sentido, Oramas agregó que a principios de la próxima semana ""se irán entregando las llaves de estas viviendas según se cierren las expropiaciones de la carretera de La Cuesta-Taco, por lo que en estos momentos lo que sí se entrega es toda la documentación pertinente"".

20.000 actuaciones

Por su parte, el viceconsejero de Infraestructuras y Planificación del Gobierno canario, Gregorio Guadalupe, comentó que hay 20.000 actuaciones previstas para los próximos cuatro años en esta línea"".

El director general de Vivienda, Miguel Ángel Pulido, afirmó que estas promociones ""serán dentro de 10 años propiedad de estas familias, que estarán en régimen de alquiler con una cuota mensual según sus ingresos, con el objetivo de lograr una política social más justa y a conseguir que estas personas tengan un verdadero hogar"".