La Laguna

Rebelión en las aulas


EL DÍA, La Laguna
30/sep/03 14:30 PM
Edición impresa

EL DÍA, La Laguna

El retraso en el inicio del curso escolar provocado por los trabajos de la primera fase del nuevo instituto de Tejina, que ha afectado a más de 600 alumnos de la comarca, sigue levantando polémica, sobre todo entre los padres y madres de la comunidad educativa de Punta del Hidalgo, Bajamar y Tejina, que ayer celebraron una asamblea para acordar medidas de presión y exigir a la Consejería de Educación el inicio de las clases.

Al término de la asamblea, algunos de los padres allí presentes explicaron a EL DÍA que se alcanzó el compromiso de que el curso se inicie, como muy tarde, el próximo martes 7 de octubre.

Para estos padres, ""la Consejería no informa a las familias afectadas y la obra sigue sin terminarse. La seguridad del alumnado no está garantizada ni en su interior ni en los accesos, y sólo demuestra desidia e incompetencia"".

Aunque estaba previsto que los alumnos se incorporaran a las aulas del nuevo instituto a mediados del mes de septiembre, sólo lo han hecho los de Bachillerato, y según los padres ""el comienzo del curso se hará de forma precaria, usando en parte el edificio viejo y sus canchas, pendiente de las obras RAM, con una mudanza que se ordenó preparar para julio y que no ha podido llevarse a cabo"".

Este colectivo también denuncia que ""llevamos 12 años de espera por un nuevo instituto y ni se termina la primera fase, pasando tres empresas constructoras durante este tiempo, junto con los problemas que va a generar la demolición de toda la parte antigua y los plazos en que se vaya a ejecutar"".

Mínimos de seguridad

Por este motivo, además de mostrar públicamente la repulsa por el retraso en el comienzo del curso, la comunidad educativa ha decidido respaldar las peticiones de la dirección del centro y el consejo escolar: garantizar ""unos mínimos de seguridad y compensar al instituto mientras se utilice la instalación antigua"".

Asimismo, han acordado exigir la ejecución de la segunda fase y la puesta en marcha de toda la oferta educativa que se ha prometido, así como ""que Educación actúe en consecuencia ante su incumplimiento sistemático de los compromisos adquiridos por los responsables con los padres y madres, sus representantes y ante los medios de comunicación, e incluso en una carta dirigida a cada familia afectada"".

Por otra parte, critican que ""sigue sin ponerse en marcha la oferta de Formación Profesional cualificada con los prometidos ciclos formativos de grado medio y superior, y seguimos también sin la alternativa de los Programas de Garantía Social en la zona para el alumnado que no titula al terminar la ESO"".