La Laguna

Una nueva estación mejorará el riego agrícola en la zona nordeste

El Consejo Insular de Aguas construirá un centro de bombeo de agua en la zona conocida como El Espinal, que elevará a la depuradora de la comarca los caudales provenientes de zonas como Las Toscas, El Cantillo y El Realejo.
EL DÍA, La Laguna
15/nov/03 14:32 PM
Edición impresa

EL DÍA, La Laguna

El Consejo Insular de Aguas, organismo autónomo adscrito al Cabildo de Tenerife, desarrollará un proyecto de remodelación de las instalaciones de saneamiento, vertido y depuración del nordeste de Tenerife que, entre otras ventajas, permitirá aumentar el caudal para el riego agrícola y de jardines. El presupuesto previsto para estas obras supera los 500.000 euros y cuenta con un plazo de ejecución de ocho meses. Este mismo organismo tiene previsto construir una estación de bombeo en El Espinal, en el término municipal de La Laguna, por un importe de 380.000 euros y una duración de diecisiete meses.

El consejero insular de Aguas y Agricultura, José Joaquín Bethencourt, señaló ayer que "con la nueva estación se trata de captar y elevar a la estación depuradora de la comarca los caudales procedentes de la zona baja de Valle de Guerra, Las Toscas, El Cantillo y El Realejo". En cuanto a las obras de remodelación de las instalaciones de saneamiento, la actuación se centrará en la mejora de la estación de bombeo de Valle de Guerra, la nueva conducción de impulsión para la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) y la conducción procedente de El Espinal. Por último, se prevé la colocación de dos líneas en el sistema de pretratamiento ante una posible ampliación de la planta para otra línea de 2.500 metros cúbicos por día.

Las actuaciones

La iniciativa contempla dos tipos de actuaciones: las de carácter inmediato, que tienen que ver con obras puntuales que mejoran la capacidad de transporte de los colectores, y las más generales, que suponen la reforma, modificación y primera instalación de todo el conjunto de la estación de bombeo y depuradora de Valle de Guerra, como respuesta al desarrollo de la comarca.

El agua depurada se destinará al riego agrícola y de zonas ajardinadas, mientras que los caudales que no se trasvasen a la EDAR serán vertidos con el correspondiente tratamiento, a través del emisario submarino construido al efecto. "Todo este proceso se llevará a cabo de acuerdo con la normativa vigente al respecto, con el fin de alcanzar los objetivos de calidad, conforme a los usos actuales del litoral de la zona", recordó el consejero insular.

Asimismo, se extreman las acciones que eviten la producción de incrustaciones o erosiones en todas las canalizaciones.