La Laguna
LO ÚLTIMO:
Al menos 11 heridos tras descarrilar un tranvía en Lisboa leer

La Laguna un patrimonio con futuro


30/nov/03 14:33 PM
Edición impresa

EL DÍA QUE la UNESCO concedió a La Laguna el título de Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad nos estaba insertando en el mapa de las grandes ciudades del mundo. No sé si en Tenerife y en el conjunto de las islas somos plenamente concientes del alcance histórico de aquella declaración, de la que, como saben, fui testigo, una testigo que aún guarda celosamente la emoción vivida en Marrakech aquel día de hace cuatro años.

Asistimos justamente ahora a la conmemoración del cuarto aniversario de ese acontecimiento. Durante este fin de semana y hasta el próximo 5 de diciembre celebramos en La Laguna una efeméride que marca decisivamente la personalidad de nuestra ciudad. En ocasiones como ésta me hago una pregunta que, a mi juicio, constituye una responsabilidad adicional como alcaldesa: ¿Qué significa para La Laguna ser la única ciudad del archipiélago reconocida como Patrimonio de la Humanidad?

No me cabe la menor duda de que ésa es una condición que despierta un profundo orgullo entre todos los laguneros y entre muchísimos canarios que pasaron por nuestra universidad y se sienten definitivamente identificados con la ciudad donde vivieron su juventud y adquirieron su formación. A su vez, representa ya para siempre un rasgo y un rango que definen el perfil, la idiosincrasia y la categoría de La Laguna no sólo para Tenerife o para Canarias, sino, asimismo, para el concierto de las ciudades elegidas del mundo.

Con ese espíritu, estas jornadas conmemorativas, a lo largo de los últimos años, han proyectado nuestra mirada al exterior, de la mano de intelectuales, pensadores y científicos, como Federico Mayor Zaragoza, Manuel Elkin Patarroyo o Eduardo Haro Tecglen. Y en esta oportunidad del cuarto aniversario, La Laguna celebra, junto a las diversas actividades lúdicas, un simposio sobre "Patrimonio, Cultura e Identidad de los Pueblos", que coordina nuestro admirado Isidoro Sánchez, un canario americanista de pura ley.

Cada año, en estas fechas y con motivo del cumpleaños de la declaración, los asistentes al simposio redactan y aprueban un documento que es elevado a las más altas instancias internacionales. En esta edición, puedo anunciar que el texto final de las deliberaciones será entregado por mí misma, en calidad de alcaldesa de la ciudad sede, al Relator especial de la ONU para la Libertad de los Pueblos Indígenas.

Una de las mayores satisfacciones de mi experiencia política a lo largo de todos estos años ha sido comprobar la repercusión y el realce que La Laguna ha ido conquistando, entre el conjunto de las principales ciudades del planeta, gracias a sus valores arquitectónicos y a su historia. Estoy convencida de que nuestra declaración como Patrimonio de la Humanidad ha beneficiado automáticamente, y de un modo creciente a medida que pasa el tiempo, la imagen de nuestra isla y nuestra Comunidad Autónoma en el exterior, dotándola de valores culturales e históricos que enriquecen su recurrente cliché como destino de sol y playa.

Esa es la personalidad y el modelo que quiere desarrollar mi equipo de gobierno para La Laguna, donde las posibilidades de su patrimonio arquitectónico sean compatibles con el progreso. En este sentido, quiero subrayar la importancia que concedemos al Plan Especial del Casco, que ya está en marcha, con el que pretendemos abordar la recuperación de edificios históricos, con el fin de crear una ciudad viva y hospitalaria, superadora del mero concepto de ciudad museo.

Esta iniciativa abundará en el despegue cultural y económico que viene experimentando La Laguna. El proyecto contempla un área de actuación comercial, cultural y alojativo moderno y dinámico, que potencie ese carácter de ciudad vivible, disfrutable y provechosa: el goce arquitectónico y la rentabilidad de nuestra riqueza patrimonial.

En esta señalada convocatoria, al abrigo del cuarto aniversario de nuestra declaración como Patrimonio de la Humanidad, en que La Laguna se viste nuevamente de gala y renueva su compromiso con la cultura, la historia y el desarrollo, quiero hacer partícipes a todos los ciudadanos y colectivos de esta celebración, que impulsa y relanza el nombre de nuestro municipio, de la isla y del archipiélago.

Desde hace cuatro años, La Laguna es la cabeza visible de Canarias en la esfera cultural de los rincones históricos de los cinco continentes. Con esas credenciales, trabajamos para que cada día sea mayor el orgullo y el bienestar de quienes tenemos la suerte de habitar en ella.

* Alcaldesa de La Laguna