La Laguna
LA LAGUNA

El Supremo pide al ayuntamiento que justifique el alta de 16 funcionarios

Estos trabajadores son de libre designación y figura el secretario general, interventor y oficial. Según el socialista Javier Abreu, la Justicia ha dejado "al descubierto las trapisondas que se han venido haciendo en el Consistorio lagunero con relación a los puestos de trabajo, saltándose las normas de acceso al empleo".
EUROPA PRESS, S/C de Tfe.
26/abr/11 1:23 AM
Edición impresa

El Tribunal Supremo ha fallado una sentencia en la que requiere al Ayuntamiento de La Laguna que justifique la incorporación de 16 funcionarios de libre designación, entre los que figuran el cargo de secretario general, interventor y oficial.

Así lo ha dado a conocer, en una nota de prensa, el secretario general del PSC-PSOE de La Laguna, Javier Abreu, quien ha asegurado que "el ayuntamiento lleva años soportando y manteniendo las actitudes déspotas de CC, pero el Tribunal Supremo le ha dicho a Coalición Canaria que su despotismo ha finalizado".

Según Javier Abreu, "el Tribunal Supremo ha dejado al descubierto las trapisondas que se han venido haciendo en el ayuntamiento con la Relación de Puestos de Trabajo, lo que debería conllevar que el gobierno local haga las cosas conforme dicta la ley y no buscar triquiñuelas para colocar en puestos clave de la corporación a personas afines que saltan por encima de los procedimientos básicos para acceder a cualquier puesto de trabajo público".

Criterio de "amiguismo"

Para el responsable socialista, "esta sentencia demuestra que CC ha preferido imponer el criterio del amiguismo al de la profesionalidad, de manera que estos 16 altos funcionarios del ayuntamiento deberían ser ocupados como establece la ley y no con la fórmula de CC de si eres amigo mío y si haces lo que a mí me gusta, pues te doy el trabajo".

Precisó que "esto demuestra que en la etapa de Oramas y Clavijo se han venido haciendo las cosas mal, por lo que deberían asumir la responsabilidad, especialmente el actual alcalde, que ha venido metiendo la pata en profundidad, permitiendo y tolerando que estas cosas se hagan a sabiendas de que estaban mal".

Javier Abreu ha subrayado que en ningún momento han podido argumentar por qué tomaban esas decisiones. Entiende que "deberían haber actuado de acuerdo a criterios legales y profesionales, que hubieran permitido la igualdad de oportunidades para todos los que quisieran acceder a esas plazas",

LA LAGUNA