La Laguna

Vecinos denuncian problemas de convivencia en Finca España

Una docena de familias de las 102 Viviendas critican las molestias que produce un perro que se deja en un piso ocupado, así como problemas cívicos y de mantenimiento del entorno.
El Día, S/C de Tenerife
25/nov/16 5:58 AM
Edición impresa

Vecinos de las 102 Viviendas de Finca España denunciaron ayer los problemas de convivencia que existen en alguno de los portales de la urbanización, una circunstancia que ha obligado a los residentes a pedir ayuda a la Policía Local de La Laguna y a la propia AV Finca España con el objetivo de encontrar fórmulas para conciliar el descanso en el edificio de viviendas de protección oficial.

De esta forma, los residentes trasladaron al colectivo vecinal que preside Jesús Melián los problemas a los que se tienen que enfrentar a diario para interceder con las administraciones para lograr una solución.

Los residentes denuncian que en el portal 9 de la Urbanización Valle Colino hay un piso que está ocupado y que en su interior hay un perro que es propiedad de otro vecino y que provoca la perturbación del descanso con sus ladridos y lloros continuos.

Esta incidencia la sufren un total de 12 familias que, hartos de los ladridos del perro, demandan medidas para acabar con su "pesadilla particular", más teniendo en cuenta que el propietario vive en otro de los portones de la urbanización.

El presidente de la AV Finca España señaló que "el problema que sufren los vecinos es real", destacando que a pesar de que se ha hablado con el propietario del perro "éste pasa absolutamente de todo. Y no es un problema de la Policía, ya que cada vez que se le llama va, pero no puede hacer nada de nada ni entrar en la casa. Los vecinos se sienten indefensos porque no hay una ley que les ampare en esta situación".

Sobre ello varios de los vecinos confirmaron todos los extremos y señalaron que "ya es imposible vivir aquí con tranquilidad. Si no es una cosa luego es la otra", explicó una de las consultadas, que fue fiel reflejo del sentimiento generalizado.

Dentro de la reunión de los residente de las 102 Viviendas con la asociación, se expusieron algunas cuestiones de interés general, llamando la atención, sobre todo, al hecho del poco civismo que algunos vecinos demuestran día a día, también, con los animales de compañía y los excrementos en las zonas comunes y el propio entorno de la comunidad.

Pidieron la intervención de la asociación de vecinos para intermediar y conseguir cuestiones básicas del mantenimiento de las zonas comunes de la propia urbanización, "como son la falta de pintado de las barandas y rejas, el arreglo de una de las puertas de emergencia, así como las inundaciones que se producen en los bajos del edificio cada vez que llueve, cuestiones todas que han sido trasladadas a la administración y a los promotores de las viviendas", señaló Melián.