La Laguna
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada) leer

La falta de presión de agua en Valle Tabares indigna a sus vecinos

Residentes de los enclaves de Lomo los Bancos, Montaña Guerra y La Laderita denuncian que desde hace 6 meses la presión de agua es insuficiente para hacer una vida normal Apuntan que las horas más críticas son las de la tarde y de la noche.
P.P.P., La Laguna
19/mar/17 6:24 AM
Edición impresa

Vecinos de Lomo los Bancos, Montaña Guerra y La Laderita se encuentran "envenenados" debido al problema que viven durante los últimos 6 meses, justamente el tiempo en el que el agua en estos enclaves se ha convertido en un elemento escaso. En este sentido, unas obras de Teidagua en el Camino La Laderita, dicen los residentes, son la clave para entender por qué en sus casas la presión de agua ha disminuido y en algunos casos simplemente no tienen el servicio. Se trata de un problema que afecta a unas 50 familias de estos puntos.

Así lo denunció el presidente de la AV La Ratona de Valle Tabares, Fernando Rodríguez, quien acompañado de parte de los vecinos que se encuentran afectados, criticó el estado de la red de aguas en todo el pueblo, pero especialmente en estos tres enclaves urbanos, que han visto cómo en sus propias casas el suministro es "bastante deficitario. Lo que queremos es que se renueve la red de suministro de agua en todo el pueblo porque la situación es inaguantable. Eso lo hicieron en zonas como Las Carboneras o El Batán".

Los afectados señalan que todo empezó hace unos 6 meses tras la culminación de unas obras de la empresa adjudicataria del servicio de aguas. "A raíz de estas actuaciones, las diferencias de presión revientan las tuberías en algunas zonas, tantas que tienen que venir casi todas las semanas. Si no es aquí, en Montaña Guerra, es abajo, en Casa Álvaro (debajo de Lomo los Bancos)".

"Nos dicen desde Teidagua que nuestra obligación es tener pipotes de agua", pero "¡cómo podemos llenarlos si el agua no llega a las azoteas!", protesta uno de los afectados, que señala junto con los acompañantes: "Nos enfrentamos a un problema de difícil solución. Tenemos que decir que ahora estamos peor que antes, porque por lo menos antes sí llegaba más agua a nuestras casas".

Lógicamente, las familias son las más afectadas, sobre todo en las que hay niños pequeños. Intentar bañarlos desde que salen del colegio hasta las 22:00 horas es tarea imposible, "ya que la falta de presión del agua apaga los termos y en algunas ocasiones tenemos que calentar agua de botella para terminar de bañarlos. Pero no solo hablamos de niños, sino también de toda la familia . En más de una ocasión nos quedamos enjabonados y sin agua para quitarnos el jabón... Es una situación tercermundista".

Todo eso en el mejor de los casos, porque hay zonas en donde simplemente no hay agua, caso de la parte alta de Lomo Los Bancos.

Las mismas afecciones las sufren los comercios de la zona. Por ejemplo, en la cafetería La Ninfa, que a duras penas puede prestar servicio debido a que del grifo sale agua y mucho aire, "una situación que afecta a la cafetera", añadió el gestor.

Los vecinos reconocen estar muy enfadados y esperan una respuesta apropiada por parte del Ayuntamiento de La Laguna sobre un bien básico que disfrutaban hasta hace escasos 6 meses y que desde entonces les genera un auténtico problema. Consideran que la solución viene determinada por la renovación total de la red de abasto para solucionar de una vez por todas los problemas que tienen.

Estabilizar la presión

La empresa Teidagua, concesionaria del servicio, aseguró al respecto desconocer los problemas que sufren los vecinos de las zonas. Sobre ello explica que se pondrá en contacto con la AV La Ratona para estudiar los problemas y darles una solución lo antes posible. No obstante quiso recordar que antes sí existían problemas de presión en estos puntos y se hicieron obras (septiembre de 2016) para suministrarles desde el depósito de Valle Jiménez, lo que se ha traducido en un aumento de la presión. También otras actuaciones durante el pasado mes de diciembre, que consiguieron estabilizar las presiones del suministro de agua al entorno.