Santa Cruz de Tenerife

Los arqueólogos descubren un muro antiguo en La Catedral

La actuación arqueológica que se están produciendo en la calle Bencomo arroja elementos que podrían ser de los siglos XVI y XVII.
El Día, S/C de Tenerife
11/nov/17 6:12 AM
Edición impresa

La intervención arqueológica en la plaza de La Catedral que se está efectuando en el lado de la calle Bencomo, ha dejado al descubierto un nuevo suelo de piedra y elementos de uso diario posiblemente de los siglos XVI y XVII, según adelantó ayer el alcalde del municipio, José Alberto Díaz, en el transcurso de una visita a la zona en la que se está actuando.

En este caso, Díaz estuvo acompañado por el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Miguel Ángel Clavijo, y la concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Candelaria Díaz, quienes pudieron comprobar los avances sobre la excavación.

Se trata de un proyecto encargado por el área de Patrimonio Histórico del ayuntamiento en el año 2016 y financiado por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, que tiene un presupuesto de casi 50.000 euros.

El responsable de las actuaciones, Efraín Marrero, que una vez analizadas las prospecciones geofísicas encargadas por el ayuntamiento se comprobó que hasta un metro de profundidad podrían quedar restos de unidades murarias por debajo de lo que se quedó al descubierto cuando se realizó la obra en la plaza. "Teniendo esto en cuenta, desde hace dos semanas se procedió retirar el relleno que estaba por encima de los cimientos que aparecieron, comprobando que ese relleno que tenía la plaza es un relleno hecho con escombros y con construcciones que estaban adosadas a la iglesia de Los Remedios. Allí se detectaron que había adoquines, ladrillos de construcción, cerámica de importación de los siglos XVI y XVII, metales, botones del siglo XVIII en hueso y madera".

El técnico explicó que con la documentación histórica se ha visto que ese relleno se hace con materiales de mediados siglo XIX y se puso de relieve que "ahora se ha descubierto otro suelo que no conocían y que se extiende hacia fuera de la línea de construcción que puede ser de los siglos XVI y XVII, pero que hay restos de huesos y de animales con los que se podrán datar".

José Alberto Díaz indicó que "se trata de un compromiso con nuestro pasado, y con estas acciones seguimos teniendo futuro", a la vez que agradeció el compromiso del Gobierno de Canarias y del Consejo Municipal de Patrimonio.