Santa Cruz de Tenerife

La Policía Local ya dispone de 73 chalecos tras la última remesa

Domínguez señala que, recientemente, han recibido 28 de estas prendas Los femeninos también incrementan su número.
D.R., La Laguna
7/feb/18 6:25 AM
Edición impresa
La Policía Local ya dispone de 73 chalecos tras la última remesa

La última remesa de chalecos antibalas recibida por la Policía Local de La Laguna ha elevado el total de estas prendas hasta las 73, de las que 14 son para uso femenino. Las cifras las ha aportado el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Jonathan Domínguez, que señaló que 28 corresponden a la compra más reciente, y refierió el aumento de los modelos destinados a mujeres.

El político nacionalista se detuvo en que estos elementos son obligatorios exclusivamente en las unidades policiales de élite -la URSI, en el caso del cuerpo lagunero-, así como que suele haber "siete u ocho" féminas por turno y que, además, no acostumbraban a pedir chalecos, con lo que la cantidad previa ya era suficiente.

Estas explicaciones tienen su origen en que, en el pleno ordinario celebrado el 8 de enero en el consistorio, y en mitad del debate de la moción sobre el conflicto sindical de la Policía Local, la edil Teresa Berástegui (Cs) invitó al responsable de Seguridad a ir la semana siguiente a la comisaría y demostrarle de esa forma la falta de uniformidad.

"El primer lote de chalecos que compramos fue con un expediente a finales de 2015, antes de la moción de la oposición. Durante la iniciativa todavía no había llegado el suministro, pero ya estaba el expediente abierto y se puede demostrar con la documentación", rememoró, antes de asegurar que, a continuación, llegó el primer envío, posteriormente el segundo y, por eso, el recibido en fechas más cercanas es el tercero que compra el área de Seguridad Ciudadana en lo que ha transcurrido de mandato.

Domínguez cifró en 36.789,47 euros la inversión para el equipamiento "en este material opcional" de los agentes del municipio, a lo que hay que sumar 1.120 euros anuales para su limpieza.

Con respecto a ese carácter voluntario de estas prendas, existe una orden de febrero de 2001 por la que se establece la estandarización de los medios técnicos y defensivos de los efectivos de las policías locales del Archipiélago. Jonathan Domínguez detalló que esto deriva de la legislación autonómica de su ámbito: la Ley 6/1997, de 4 de julio, de Coordinación de policías locales de Canarias. En su apartado anexo se describe lo que se considera opcional, y ahí se incluye solo el chaleco antibalas.

"Berástegui no ha aparecido por Seguridad Ciudadana"

El nacionalista Jonathan Domínguez no escondió su malestar con las manifestaciones y críticas de la líder local de Ciudadanos (Cs). "Berástegui no solo no ha aparecido por las dependencias de Seguridad Ciudadana para contrastar sus denuncias y afirmaciones en el pleno, como alardeó que haría, sino que solo ha estado en las redes sociales atacándome de una manera demagógica y haciendo afirmaciones irresponsables sobre la seguridad del municipio", lamentó.

Según Domínguez, quería enseñarle a la representante de Cs los depósitos de Logística, donde se encuentra la uniformidad que está a disposición de todos aquellos agentes que la requieren. "Cierto es que tenemos necesidades, más después de unos años de crisis en los que sufrimos recortes que ralentizaron muchas inversiones, pero también es verdad que estamos trabajando y gestionando muchos recursos para cubrir todas las carencias", prosiguió. "Es injusto que en algo tan sensible como la seguridad terminemos presenciando como una concejala de la oposición, que cobra lo mismo que un edil del gobierno, lleve semanas en las que solo trabaje en las redes avivando el conflicto y no la solución, ya que por aquí no la hemos visto".

Domínguez criticó la "falta de interés de Berástegui por contrastar la información que da -"que entiendo que tampoco le interesa conseguirlo para así no fastidiar su minuto de gloria", apostilló-, y concluyó recordándole que la seguridad no se logra "actuando de repetidor del posicionamiento de una parte de la legítima representación sindical para conseguir un puñado de votos entre los agentes o caerles bien, que es lo único que ha hecho hasta ahora".