Nacional

Jesús Cardenal: "La decisión de los jueces contradice al Derecho de forma grosera"

El fiscal general del Estado afirmó ayer que la resolución de los jueces, contra quienes se presentó la querella por prevaricación por poner en libertad al presunto narcotraficante Carlos Ruiz, resulta "inexplicable" por ser "una argumentación muy pobre, muy elemental y muy desproporcionada" y se presenta como una contradicción patente y perceptible por cualquiera".

EFE, Madrid
12/ene/02 19:43 PM
Edición impresa

El fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, afirmó ayer que la resolución de los jueces que pusieron en libertad al presunto narcotraficante Carlos Ruiz "es tan contraria a lo que exigiría el Derecho, que se presenta como una contradicción grosera, patente y perceptible por cualquiera".

En declaraciones a la Cadena SER, Cardenal se refirió así la querella por prevaricación presentada ayer por la Fiscalía ante el Tribunal Supremo contra los tres jueces de la Audiencia Nacional que decidieron poner en libertad al presunto narcotraficante Carlos Ruiz, quien después huyó.

El fiscal general se preguntó "cómo es posible" que los jueces que pusieron en libertad al presunto narcotraficante acordaran esta medida en diciembre con "una argumentación muy pobre, muy elemental y muy desproporcionada", por lo que calificó de "inexplicable" su comportamiento.

Sobre la posibilidad de que la orden de puesta en libertad de Carlos Ruiz llegase antes de que fuera satisfecha la fianza fijada, el fiscal general del Estado explicó que hay dos autos, uno del día 21 de diciembre y otro del día 22.

En el primero, dijo, "se comunica al juzgado de instrucción de guardia de Valdemoro para que el juez de esta localidad se dirija al director de la prisión transmitiendo la orden de la sala que acordó su libertad", y en el segundo se refleja "más o menos lo mismo", detalló.

"Entre tanto - añadió Cardenal - , desde el día 21 a mediodía, a las 14:58 según el fax, y el día 22, se produce la constitución de la fianza y aparece una persona presentando el resguardo de haberse restaurado la fianza de 35 mil euros (5 millones de pesetas) que había sido fijada por la sala para acordar la libertad". El fiscal general reconoció que "lo que no tenemos es constancia de cuándo el juez de Valdemoro comunicó a la prisión la orden que procedía de estos autos, es decir, si fue con el primero, el día 21, ó el 22".

"Pero eso se podrá acreditar en autos tan pronto como empiece la causa que nosotros interesamos en la querella".