Nacional

Detenidos dos colaboradores de los etarras que planeaban volar la Torre Picasso

El ministro del Interior, Mariano Rajoy, asegura que Cortés de Luis y Susana Atxaerandio buscaban objetivos para ETA y daban cobijo a otros terroristas. Con esta operación se culmina la desarticulación de la vieja infraestructura "etarra" en la provincia de Álava.

18/ene/02 19:56 PM
Edición impresa

Seguimiento desde 1999

Rajoy explicó que las investigaciones sobre Cortés de Luis y Atxaerandio se remontan a finales de 1999, poco después de concluir la tregua, cuando fue desarticulado el "comando Basurde" (Jabalí) de ETA. Este grupo pretendía volar el 21 de diciembre de aquel año el rascacielos Torre Picasso de Madrid con dos camionetas cargadas de 1.800 kilos de cloratita. La Guardia Civil de Tráfico interceptó en Calatayud (Zaragoza) los dos vehículos y detuvo al conductor de una de las furgonetas, José María Novoa. Los investigadores aseguran tener indicios de que los ahora detenidos colaboraron con "la Caravana de la Muerte" y que, incluso, Cortés llegó a participar en el transporte de explosivos al "zulo" de este comando en la localidad alavesa de Amezaga.

COLPISA, Madrid

Efectivos de los Servicios de Información de la Guardia Civil detuvieron a primera hora de la mañana de ayer en las inmediaciones de Vitoria a dos presuntos informadores y colaboradores del "comando Basurde", el grupo que en la Navidad de 1999 pretendió volar la Torre Picasso de Madrid con dos camionetas cargadas de cloratita.

Se trata de los vitorianos Juan Antonio Cortés de Luis y Susana Atxaerandio Alexanco, a los que Interior también vincula con la red de acogida de ETA, su aparato de información, con el último "comando Barcelona" y con la infraestructura terrorista en la provincia alavesa.

Tanto Cortés, de 23 años, como su novia, de 31 años, fueron relacionados por las Fuerzas de Seguridad del Estado con ETA a raíz de la desarticulación el pasado 24 de agosto del "comando Gorbea" en Barcelona. Sus nombres aparecieron en las declaraciones de algunos de los colaboradores del "talde" catalán, así como en documentación incautada en la operación antiterrorista posterior en Álava, que se desencadenó a raíz de las investigaciones de la Guardia Civil en Barcelona.

El pasado mes de septiembre ambos se entregaron de forma voluntaria en la Audiencia Nacional, después de que el juez Guillermo Ruiz Polanco decretara su búsqueda y captura. Sin embargo, los ahora detenidos quedaron en libertad, ya que los investigadores no pudieron encontrar entonces pruebas evidentes de su relación con ETA.

Notas manuscritas

Su detención, ordenada ahora por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, se produjo a las 7:30 de ayer en una vivienda unifamiliar de la localidad alavesa de Zuazo, muy cercana a Vitoria. Los presuntos colaboradores de ETA fueron trasladados de inmediato a dependencias de la Guardia Civil en el barrio de Sasomendi, a la espera de ser llevados a la Dirección General del cuerpo en Madrid.

Según desveló ayer el ministro del Interior, Mariano Rajoy, en el registro del domicilio donde fue detenida la pareja se encontraron notas manuscritas sobre posibles objetivos para atentados (de diferentes grados de elaboración), documentación en soporte informático, informes de Gestoras-Pro Amnistía, dos ordenadores, seis discos duros, un revólver calibre 44 muy oxidado, 100 euros (16.666 pesetas) y 780 dólares (unos 700 euros, 116.000 pesetas). Los funcionarios, posteriormente, registraron otro domicilio en Vitoria, en el que no se encontró información relevante.