Nacional

Rajoy defiende unas relaciones "normales" de España con Irán

El portavoz del Gobierno explicó que existe "plena autonomía para defender la política exterior que se estime oportuna".

EFE, Madrid
1/nov/02 19:41 PM
Edición impresa

El vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió ayer que España mantenga unas relaciones "normales" con Irán, a pesar de que existan discrepancias respecto a la política a seguir con Irak.

El portavoz del Gobierno fue preguntado en la conferencia de Prensa posterior al Consejo de Ministros por la valoración que hace el Ejecutivo de la visita de Estado que el presidente iraní, Mohamed Jatamí, concluyó ayer.

Rajoy explicó que "tanto España como la UE tienen plena autonomía para defender la política exterior que estimen oportuna y tengan por conveniente, como también tiene Irán, que tampoco fue muy generoso en sus opiniones sobre el régimen iraquí".

Recordó que la posición respecto a Irak se corresponderá con la que "fije el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que está debatiendo una propuesta de resolución".

"Probablemente (la opinión de España) no coincidirá con la posición de Irán, pero eso no impide que tengamos unas relaciones normales, ni que podamos tender puentes, propiciar el diálogo y aumentar las relaciones comerciales entre ambos países".

Visita a la Alhambra

El presidente iraní, Mohamed Jatamí, se mostró "encantado" con la belleza de la Alhambra en una visita ayer al monumento nazarí, donde recorrió sus palacios y jardines, leyó sus poemas y se fotografió y saludó a los turistas con los que coincidió, incluidas dos jóvenes francesas.

En una visita de un hora, sin apenas protocolo, Jatamí, vestido de negro y constantemente sonriente, contempló el Salón de Embajadores, el Patio de los Leones, los Jardines del Partal, la Torre de las Damas y Palacio de Yusuf I, informó a los periodistas el director de la Alhambra, Mateo Revilla, que guió la visita.

Acompañado por el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan Ignacio Zoido, abandonó sobre las 13.30 el monumento nazarí en dirección al aeropuerto de Granada para volar hasta Madrid, donde ya por la tarde puso fin a su visita oficial a España, tras despedirse de los Reyes.