Nacional
POLÍTICA

El PP confía en Piqué para asegurar en 2004 el apoyo de CiU al Gobierno Central


COLPISA, Madrid
5/nov/02 19:44 PM
Edición impresa

"Es una inversión a medio y largo plazo pensando no sólo en las elecciones autonómicas catalanas de otoño de 2003 sino, sobre todo, en las generales de 2004". Así define una fuente de la dirección del PP la arriesgada apuesta de Aznar, que en el momento político que estime oportuno, quizá el próximo enero, prescindirá de Josep Piqué como ministro de Ciencia y Tecnología y le catapultará como aspirante oficial de este partido a la Generalitat.

Piqué, recientemente elegido presidente del PP catalán con un apoyo del 93% de los compromisarios, ha recibido ya el encargo del secretario general del partido, Javier Arenas, de hacer un máximo esfuerzo para tratar de igualar en las autonómicas los resultados de esta formación en las generales de 2000.

Un reto de máxima dificultad, toda vez que el PP recibió en las generales 800 mil votos en Cataluña, mientras que Jorge Fernández Díaz se tuvo que conformar con algo menos de 300 mil votos en las autonómicas de 1999 (9,51%). Unos comicios en los que los "populares" quizá tocaron fondo y recibieron 125 mil sufragios menos que en las autonómicas de 1995.

Según los sondeos, sólo un resultado del PP similar al de las generales, sumado a un acuerdo con CiU, podrían evitar el triunfo cantado del socialista Maragall, el "enemigo común" de ambas formaciones. Y ello permitiría a los nacionalistas catalanes mantener el poder que tiene desde las primeras elecciones autonómicas.

POLÍTICA