Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La canaria Cristina Ramos se cuela en el 'Top 5' de la final de 'America's Got Talent' leer

El "Prestige" pierde 125 toneladas de fuel al día por las 14 grietas, 9 en proa y 5 en popa

Una vez en el agua, el combustible tarda unas 24 horas en ascender los 3.600 metros que separan los restos del barco de la superficie marina.

COLPISA, La Coruña/Madrid
11/dic/02 20:41 PM
Edición impresa
COLPISA, La Coruña/Madrid

Era la peor de las hipótesis posibles y los análisis científicos la han confirmado: el pecio del "Prestige" continúa vertiendo al mar el fuel que guardaba en sus entrañas cuando se hundió. Lo que hace unos días eran "cuatro reguerillos" hoy son catorce grietas - nueve situadas en la zona de proa y otras cinco en la parte de popa - y por ellas fluyen al mar cada día 125 toneladas de petróleo. Una vez en el agua, el combustible tarda una jornada en ascender los 3.600 metros que separan los restos del barco de la superficie marina.

Ese alquitrán que se vierte al océano procede, en su mayor parte, del fragmento de proa del buque que, según las informaciones recabados por el submarino francés "Nautile", desaloja cada día unas 80 toneladas de fuel oil, mientras que la popa, sepultada a más de tres kilómetros de distancia, expulsa otras 45.

Estos datos, que adelantó en rueda de prensa el vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, fueron corroborados por los investigadores de la comisión científica de valoración de la situación del "Prestige". Este organismo fue constituido el lunes para estudiar todos los datos que aporte el "Nautile" y, en virtud de ellos y de cómo se desarrollen los acontecimientos, asesorar al Gobierno en la futura toma de decisiones.

Los primeros estudios, realizados tras la primera campaña del batiscafo, revelan que el fragmento de proa del "Prestige" descansa sobre la quilla, en una situación que el presidente de la citada comisión científica, Emilio Lora-Tamayo, describió como "casi natural", en una zona plana y con una inclinación de unos 220 grados. En cuanto a la parte de popa, también está orientada unos 220 grados en uno de sus lados y yace sobre una formación "tipo rocosa", en la que hay abundante arenisca.

Deformaciones

Lo que fue la cubierta del buque presenta multitud de deformaciones, ya que ambos trozos sufrieron dos golpes muy fuertes: uno, cuando cada uno de ellos tocó fondo y el otro cuando se aplanaron. Los expertos consideran que fue ese segundo golpe, la caída, el que produjo las grietas por las que ahora fluye hacia el mar el veneno oscuro.

En cuanto a la evolución de esas grietas, el vicepresidente del Gobierno y el responsable de las investigaciones coincidieron en señalar que, por los indicios observados hasta el momento y por la experiencia de otros casos similares, no parece que los orificios vayan a agrandarse. A menos, según los científicos, que se produzcan movimientos sísmicos o variaciones en "la estructura geológica del lugar".

En cuanto a la cantidad de fuel que queda en las tripas del infortunado navío, los primeros análisis apuntan a que son unas 56.000 toneladas, de las cuales más de 30.000 estarían en la zona de proa y 20.000 en la parte trasera. La capacidad de carga del "Prestige" eran 76.000 toneladas. Puede ser que sus tanques no estuvieran al completo, porque los expertos cifran en 17.000 las toneladas de fuel vertidas hasta ahora.