Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CCOO echa por tierra el convenio de hostelería firmado para la provincia tinerfeña leer

El conselleiro Xosé Cuiña dimite tras casi 13 años en gobiernos de Manuel Fraga

Adscrito al área de Política Territorial, presentó su renuncia tras conocerse ayer que empresas de su familia podrían haber vendido material que posteriormente se utilizó en las labores de limpieza del fuel vertido por el petrolero "Prestige" en las costas del Cantábrico.

EFE, Santiago de Compostela
17/ene/03 22:05 PM
Edición impresa

El conselleiro de Política Territorial, Xosé Cuiña, presentó ayer su dimisión al presidente de la Xunta, Manuel Fraga, tras ocupar este cargo desde que el veterano dirigente popular fuese elegido por primera vez en Galicia.

Cuiña, en el Gobierno gallego desde 1990, presentó la dimisión tras conocerse ayer que empresas de su familia podrían haber vendido material que posteriormente se utilizó en las labores de limpieza del fuel vertido por el petrolero "Prestige".

La dimisión del conselleiro se produce en coincidencia con los contactos abiertos por Manuel Fraga para remodelar su gabinete, previsto para finales de mes para suplir a las dos miembros de su Gobierno que se presentarán a las elecciones locales por Lugo y Vigo.

El conselleiro de Política Territorial afirma en la carta de dimisión que ayer presentó al presidente de la Xunta que las empresas de su familia "no han cometido ninguna ilegalidad ni irregularidad".

Cuiña entregó en la tarde de ayer a Manuel Fraga, en la reunión que ambos mantuvieron en Santiago, una carta manuscrita de apenas once líneas en las que argumenta las razones de su dimisión.

El ex conselleiro asegura en su misiva que considera un "deber" abandonar su cargo ante las noticias difundidas por la Cadena Ser, en las que se aseguraba que la empresa Gallega de Suministros Industriales, propiedad de la familia de Cuiña, vendió material para la limpieza del vertido del petrolero.

"Considero un deber presentar mi dimisión - afirma Cuiña - y espero poder aclarar que las empresas participadas por mi familia no cometieron ninguna ilegalidad ni irregularidad sino, simplemente, una donación y una colaboración en el caso del petrolero Prestige".