Nacional

España seguirá recibiendo ayuda europea para los daños ocasionados por el "Prestige"

La vicepresidenta de la Comisión, Loyola de Palacio, aseguró que la decisión se comunicará mañana en la Cumbre de Primavera a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión y se informará sobre la puesta en marcha de la Agencia de Seguridad Marítima, con sede en Bruselas.

EFE, Bruselas
20/mar/03 1:45 AM
Edición impresa

La UE está dispuesta a continuar ayudando a las autoridades españolas para luchar contra los daños provocados por el hundimiento del "Prestige" y la Comisión Europea comunicará esta decisión mañana, viernes, en la Cumbre de Primavera a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión.

La vicepresidenta de la Comisión, Loyola de Palacio, afirmó ayer durante el primero de los dos días que el Parlamento Europeo dedica a debatir la catástrofe del "Prestige", que desde la UE se han puesto en marcha una serie de medidas para mejorar la seguridad marítima.

Entre éstas, destacó la puesta en marcha de la Agencia de Seguridad Marítima, con sede en Bruselas, y agregó que está previsto modificar su reglamento para dotarla de medios modernos de lucha contra la contaminación.

Podrían incluirse buques succionadores de hidrocarburos que puedan rápidamente ser movilizados en caso de crisis, "y que tanta falta nos han hecho" en el caso del "Prestige", señaló.

También se ha publicado una lista negra de los buques basura, y se ha pedido "con insistencia" a los Estados miembros que designen lugares de refugio a más tardar para el 1 de julio de 2003.

"El trágico accidente del Prestige no hace más que recordar la importancia de nuestras propuestas y poner de manifiesto las consecuencias de la falta de voluntad y la gravísima responsabilidad de todos aquellos que se negaron en su día y hoy todavía se resisten a poner en práctica una reglamentación europea tal como lo solicitó la Comisión en múltiples ocasiones", afirmó De Palacio.

Insistió en que el petrolero, monocasco, debería haber estado retirado del mercado por su antigüedad si se hubiera respetado el calendario inicial de retirada propuesto por la Comisión.

De Palacio presentó al Parlamento un informe que la Cámara había encargado a la Comisión sobre el desastre del "Prestige", aunque "no tiene competencias para llevar a cabo una investigación formal sobre el accidente en el sentido del derecho marítimo internacional".

Por ello, el estudio se limita a recoger "hechos objetivos e innegables que están en los documentos oficiales que se hallan en nuestra posesión".

La Comisión ha querido ser rigurosa ya que algunos "han querido convertir este asunto en una caza de brujas o en una novela policíaca".