Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La UE acuerda prohibir los platos, cubiertos, bastoncillos y pajitas de plástico en 2021 leer

El CGPJ suspende por siete meses a la jueza Torrecilla por favorecer a Conde

La magistrada, hasta ayer titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Madrid, fue considerada por unanimidad de los vocales del pleno autora de una falta muy grave, por coaccionar a los otros dos jueces de vigilancia de la capital en favor del ex banquero.

27/mar/03 2:13 AM
Edición impresa

Visitas a la cárcel

El Poder Judicial, no obstante, dio por buena la versión de los dos jueces madrileños de Vigilancia Penitenciaria, los números 1 y 3, que denunciaron a Prado en diciembre de 2002 ante el Consejo General del Poder Judicial. La titular del juzgado número 1 y denunciante, Reyes Jimeno, fue de hecho quien ese mismo mes terminó por denegar la progresión a tercer grado (semilibertad) al ex banquero Mario Conde, condenado a 18 años de cárcel por diversos delitos económicos cometidos en la gestión de Banesto. Según los demandantes, la juez sancionada, que ya concedió el tercer grado a Conde en una condena anterior, llegó a visitar al recluso en la cárcel de Alcalá Meco en dos ocasiones, en diciembre pasado, pese a que el ex directivo de Banesto no se encuentra bajo su jurisdicción.

COLPISA, Madrid

Los vocales conservadores del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lograron ayer por un solo voto rebajar a menos de la mitad la sanción propuesta por la comisión disciplinaria para la juez que presionó en diciembre pasado a otros compañeros para lograr la salida de prisión de Mario Conde.

María Prado Torrecilla, hasta ayer titular del Juzgado de Vigilancia Penitencia número 2 de Madrid, fue considerada por unanimidad de los vocales del pleno autora de una falta muy grave, por coaccionar a los otros dos jueces de vigilancia de Madrid en favor de Conde, pero los vocales conservadores, por diez votos a nueve, consiguieron que sólo fuese suspendida en el ejercicio de su cargo por un período de siete meses.

Los ocho vocales progresistas y el independiente - Agustín Azparren, elegido directamente por los jueces - defendieron que la juez debía ser suspendida por un plazo de dos años, tal como aprobó por mayoría la comisión disciplinaria del CGPJ, que aún así rebajó en un año la propuesta de sanción del instructor del expediente disciplinario, el magistrado Eduardo Calvo, que la consideró merecedora de una separación de la carrera por tres años.

"Castigo excesivo"

La mayoría conservadora estimó la propuesta de la comisión un "castigo excesivo", pese a que por otras infracciones menos graves se han impuesto castigos mucho más severos. Tras la aprobación de la sanción, que la perjudicada puede recurrir ante el Tribunal Supremo, la juez que favoreció al ex banquero perderá su plaza como titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Madrid; una vez cumplida la sanción, deberá presentarse al primer concurso de traslados que se convoque para que le sea asignada otra plaza en otro órgano judicial del territorio nacional. De hecho, se le ha impuesto la sanción mínima que permite que pierda la plaza.