Nacional

Zapatero pide el voto a los "desencantados" del PP para una nueva etapa

Acusó a Aznar de interesarse sólo por el poder y de ser "alérgico" a que los españoles salgan a defender sus derechos y libertades. Subrayó su propuesta de moderada e integradora.

EFE, Madrid
6/abr/03 3:14 AM
Edición impresa
EFE, Madrid

José Luis Rodríguez Zapatero desempolvó ayer la precampaña electoral, interrumpida en los últimos meses por el conflicto iraquí, y aprovechó un acto con las candidatas municipales y autonómicas de su partido para arremeter contra el PP y pedir a los "desencantados" de centro que voten al PSOE por ser una alternativa "moderada e integradora". El secretario general de los socialistas acusó a los populares de interesarse sólo por el poder y de tener "alergia" a que los españoles salgan a la calle a defender "con pancartas" sus derechos y libertades.

"De la democracia, al PP y a la derecha les interesa sólo el poder, mientras que a los socialistas nos interesan la libertad y la cercanía a los problemas de la gente". Esta idea sirvió a Rodríguez Zapatero para hilar su discurso ante un público entregado que, apretujado, asistió a la presentación de las candidatas socialistas a las elecciones del 25 de mayo en el Teatro de la Casa de Campo de Madrid, que se quedó pequeño para el evento.

El líder de los socialistas denunció que "el Gobierno de hierro" del PP no escucha "ni siente" a los ciudadanos, sino que "insulta, desprecia y descalifica" a quienes, como los jóvenes o la gente de la cultura, han salido a la calle a defender su libertad, sus derechos y expresar sus principios. En este sentido, recordó que los países occidentales han conquistado más derechos sociales y conseguido una mayor igualdad gracias a las personas que "se atrevieron a salir a la calle" como en los últimos meses han hecho millones de españoles contra la guerra.

"A la derecha le molesta que la gente lleve pancartas, ponga voz a sus ideas y sentimientos, y eso es lo más importante de la democracia", reivindicó.

"Sólo ofrecen miedo"

Cree que José María Aznar y su partido intentan extender la idea de que sin el PP la unidad de España peligra porque "lo único que pueden ofrecer es miedo". En este sentido, pidió al jefe del Ejecutivo que esté "tranquilo y sereno" porque la sociedad española está "unida y sabe muy bien qué quiere para España".

Ante la opción que representa el PP, Zapatero apeló a los ciudadanos a elegir en 2004 un presidente del Gobierno "moderado y dialogante" que les "integre y les una". Un perfil que él asegura encarnar. Y, por primera vez, de una forma clara y directa, pidió el voto a las personas de centro que las pasadas elecciones confiaron en el PP y que ahora están decepcionadas. "No para castigar al PP", sino para abrir "una etapa de moderación, progreso y cohesión de España".

Oferta de futuro de un Ejecutivo socialista que ponga "la fuerza de España", "al servicio de la paz y del diálogo".