Nacional

La plataforma AuB desafiará la decisión del Constitucional

Los partidos nacionalistas denunciaron ayer presiones del Gobierno a este tribunal, que ratificó en la noche del jueves la prohibición a las candidaturas de la izquierda abertzale de presentarse a las elecciones municipales. Los radicales han anunciado que harán campaña y que emitirán papeletas.
EFE, Madrid
10/may/03 6:35 AM
Edición impresa

EFE, Madrid

La plataforma AuB y otras organizaciones cuyas candidaturas han sido anuladas por el Tribunal Constitucional expresaron ayer su intención de hacer campaña electoral y emitir papeletas para el 25 de mayo, mientras que el Gobierno vasco y el PNV acusaron al Ejecutivo central de presionar al alto tribunal.

Gobierno, PP y PSOE expresaron su satisfacción por la sentencia y consideraron que la anulación de 225 candidaturas de la izquierda abertzale decidida en la noche del jueves al viernes por el Tribunal Constitucional es un éxito para la democracia.

Tras conocerse la anulación de las candidaturas, el dirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi dijo que los "abertzales de izquierda" harán campaña electoral en el País Vasco y Navarra y emitirán papeletas de voto.

Otegi, quien participó en la manifestación organizada por AuB en San Sebastián para protestar contra esta decisión del Tribunal Constitucional, anunció que se pedirá al pueblo vasco que utilice las papeletas abertzales y de izquierda que van a estar presentes en los buzones de los domicilios.

"Saben que decenas de miles de vascos van a votar abertzale de izquierda y hay que responderles con el arma que ellos no quieren que utilicemos, llenando las urnas de forma democrática el día 25 de votos abertzales y de izquierda", recalcó Otegi.

Dirigentes del PNV, como Xabier Arzalluz; el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, y el consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkárraga, cuestionaron la independencia del Tribunal Constitucional y acusaron al Gobierno de ejercer presiones.

Azkárraga consideró que la decisión "remite a los momentos más oscuros de la dictadura", y añadió que el Tribunal Constitucional "no ha hecho sino permitir que se consume este pucherazo cocinado en la Moncloa", por lo que se mostró convencido de que "estamos ante un delito de prevaricación" por parte de su presidente, Manuel Jiménez de Parga.

Por otro lado, en todo el País Vasco y en Navarra se produjeron ayer movilizaciones y protestas por parte de simpatizantes de AuB y de la ilegalizada Batasuna en contra de la decisión del Tribunal Constitucional.

En Bilbao, la Ertzaintza desalojó a los simpatizantes de la izquierda abertzale que se habían atrincherado en el interior del ayuntamiento, tras una movilización de protesta por la anulación de las candidaturas.

"225 intentos de ETA"

En cuanto a las reacciones favorables a la decisión, el ministro de Justicia, José María Michavila, expresó la plena satisfacción del Gobierno por la decisión del Tribunal Constitucional de excluir "225 intentos de ETA de burlar el Estado de Derecho".

Desde el PSOE, su portavoz parlamentario, Jesús Caldera, dio por cerrado el debate sobre la ilegalización de Batasuna con la sentencia del Tribunal Constitucional y consideró que la misma supone "un refuerzo del sistema democrático español".

Caldera, en conferencia de prensa en el Congreso, afirmó que lo que ha hecho el Constitucional es ratificar que "Batasuna forma parte de ETA y que no puede haber segundas marcas que pretendan burlar la Ley para seguir utilizando el sistema democrático con intenciones antidemocráticas".

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, señaló que su formación acata la decisión del Tribunal Constitucional, aunque dijo que la misma "evidencia la actitud autoritaria del Gobierno".