Nacional
DEFENSA

Trillo, abucheado por familiares de los militares que regresaron de Irak


COLPISA, Sevilla
16/jul/03 18:29 PM
Edición impresa

COLPISA, Sevilla

El ministro de Defensa tuvo que soportar los pitos y abucheos de algunos de los familiares de los militares enviados a Irak a su llegada a la base naval de Rota para recibir a las tripulaciones del buque "Galicia" y la fragata "Reina Sofía". Las quejas estaban motivadas por la tardanza en llegar de los dos barcos, ya que su atraque estaba previsto para el sábado, pero se retrasó por problemas en los motores, según la versión oficial. Los familiares, en cambio, atribuyeron la demora a la agenda de Federico Trillo, que sólo pudo desplazarse a Rota ayer.

Varios allegados de los 569 militares que viajaban a bordo del buque anfibio y de los 200 de la fragata recibieron al ministro de Defensa con el despliegue de pancartas contrarias a la guerra y alusivas a que "por fin" podían llegar a puerto los soldados. Todo ello, en medio de una ceremonia aderezada por altas temperaturas que provocaron varios desvanecimientos entre los asistentes. Trillo, imperturbable, pasó revista a las tropas, pronunció el discurso de bienvenida y condecoró a un contralmirante.

Algunos de los soldados desembarcados reconocieron que estuvieron "dando vueltas como tontos" por el mar, ya que el sábado estaban en condiciones de entrar a la base de Rota, pero como el ministro de Defensa no podía darles la bienvenida ese día no atracaron ni tampoco el domingo ni el lunes, mientras los familiares esperaban su llegada en tierra.

Los familiares achacaron el retraso de 72 horas a que el Ministerio de Defensa intentó que en la bienvenida estuviera el presidente del Gobierno, una presencia que, al final, no se produjo.

DEFENSA