Nacional

El PSOE pide que el Parlamento continúe abierto en agosto

Jesús Caldera aseguró en conferencia de prensa, tras la Ejecutiva Federal socialista, que solicitará también un pleno extraordinario para que el presidente del Gobierno, José María Aznar, explique la posición del Ejecutivo en relación con la guerra de Irak y el envío de tropas por parte de España.
EFE, Madrid
22/jul/03 18:35 PM
Edición impresa

EFE, Madrid

El PSOE pidió ayer que el Congreso habilite de forma extraordinaria el mes de agosto para que los ministros de Defensa y Asuntos Exteriores comparezcan todas las semanas para informar sobre la situación de las tropas españolas en Irak y la evolución en la zona.

El portavoz parlamentario socialista, Jesús Caldera, aseguró en conferencia de prensa tras la Ejecutiva Federal que el PSOE solicitará también un pleno extraordinario para que el presidente del Gobierno, José María Aznar, explique la posición del Ejecutivo en relación con este mismo asunto.

Los socialistas pretenden que Aznar informe en el Parlamento de la situación de Irak, de su evolución y de la definición del papel de España en la política exterior, detalló el portavoz del PSOE.

El PSOE considera -dijo Caldera- que la solución al conflicto pasa por una nueva resolución de la ONU, el envío de Cascos Azules -con países árabes o islámicos representados en esa fuerza- y que la administración de los bienes iraquíes, y en particular el petróleo, no esté en manos de Estados Unidos, sino de Naciones Unidas.

Tras opinar que es España quien debe impulsar una nueva resolución en la ONU, Caldera insistió en la necesidad de que desaparezcan "las fuerzas de ocupación" y la seguridad en Irak pase a estar en manos de una fuerza multinacional bajo mandato de la ONU.

Según explicó Caldera, los inspectores de Naciones Unidas deben volver a la zona porque son ellos los que están en condiciones de precisar si hay armas de destrucción masiva y "certificar las grandes mentiras" de los gobiernos de EEUU, Gran Bretaña y España.

Es necesario, dijo, un debate a fondo sobre el futuro de Irak y de la región, un debate en el que se podrá demostrar el "gravísimo error" que fue la guerra y que ahora "haya fuerzas de ocupación".

Caldera, quien consideró que es la ONU la única institución capaz de evitar que Irak se convierta en un "segundo Vietnam", aseveró que este país vive en estos momentos una situación "delicada y de riesgo", la misma por la que van a pasar las tropas españolas, por lo que el Parlamento y el Gobierno "no pueden estar de vacaciones".

Insistió en que la decisión "en solitario" del Ejecutivo de mandar tropas españolas a Irak es un "error".

Por su parte, el secretario general del PP, Javier Arenas, afirmó ayer que la petición del PSOE para habilitar sesiones extraordinarias en el Congreso obedece al deseo de los socialistas de que "se hable de Irak y no de sus problemas internos".

Arenas, en sus declaraciones en conferencia de prensa en la sede del PP, subrayó que al Gobierno no le hace falta que nadie le pida comparecer en el Congreso, porque "ha batido un récord de comparecencias en todo lo relacionado con la guerra de Irak" y sólo lo hará "a petición propia cuando haya información importante que trasladar a la opinión pública".