Nacional

La Fiscalía dice que Vitoria ha recurrido a un fraude de ley para no disolver SA


EFE, Madrid
5/sep/03 19:41 PM
Edición impresa

La Fiscalía General del Estado considera que el Parlamento vasco "ha recurrido a un fraude de ley" para "enmascarar o tratar de justificar una clara oposición" a cumplir el mandato del Tribunal Supremo que ordenó la disolución del grupo Sozialista Abertzaleak (SA), heredero de Batasuna.

Así lo afirma la Fiscalía en un escrito de nueve folios remitido a la Sala Especial del Tribunal Supremo (TS) y hecho público ayer, en el que, al igual que hizo el miércoles la Abogacía del Estado, solicita a ésta que declare "nulos de pleno derecho" los actos y disposiciones adoptadas por la Mesa y Junta de Portavoces de la Cámara de Vitoria con la finalidad de eludir la disolución de SA.

El escrito es la respuesta de la Fiscalía a la providencia dictada el pasado 15 de julio por la también conocida Sala del 61, en la que ésta solicitaba a las partes personadas -Abogacía del Estado, Batasuna, y a la propia Fiscalía- que se pronunciaran sobre la "posible nulidad" de los citados actos.

"Se ha incurrido en un fraude de ley (...) para enmascarar o tratar de justificar una clara oposición a dar cumplimiento a una resolución firma de la Sala (...), lo que determina que los referidos actos (...) sean nulos de pleno derecho", afirma la Fiscalía.

Grupo Mixto

Asimismo, el escrito matiza que "el Grupo, disuelto por la Sala, carece por consiguiente, de existencia legal, y en consecuencia", sus siete parlamentarios "uno de ellos, -según se recuerda-, en paradero desconocido -en referencia a Jose Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera"- necesariamente, como mera consecuencia, han de integrarse en el Grupo Mixto, con todas sus consecuencias".

La Fiscalía recuerda el escrito remitido por el presidente de la Cámara vasca, Juan María Atutxa, al TS, el pasado 9 de junio, donde informaba de la "imposibilidad" de esta institución de disolver el citado grupo.

Tal afirmación se producía después de que la Junta de Portavoces no aprobara una propuesta de resolución elaborado por él que establecía el paso al grupo mixto de los parlamentarios de un grupo cuyo partido político hubiera sido suspendido o disuelto por sentencia o resolución firme, sin incluir ninguna referencia expresa a SA, y que había sido sin embargo previamente aprobado por la Mesa de la Cámara de Vitoria.

"El requerimiento recibido -para disolver SA- era claro y carente de ambigüedades", recuerda la Fiscalía, que critica el interés "dilatorio" del Parlamento vasco y considera que a Atutxa y a los miembros de la Mesa no les corresponde otra "posible conducta que la de materializar la disolución legalmente acordada" de SA.