Nacional

Piqué, proclamado candidato del PP a la Generalitat

El ex ministro de Ciencia y Tecnología pidió a los candidatos de CiU y PSC, Artur Mas y Pasqual Maragall, respectivamente, que no "engañen a los catalanes" con sus propuestas sobre el Estatut.
EFE, Barcelona
8/sep/03 19:46 PM
Edición impresa

El presidente del PPC, Josep Piqué, que ayer fue proclamado candidato a la presidencia de la Generalitat, pidió al candidato de CiU a la Generalitat, Artur Mas, y al del PSC, Pasqual Maragall, que "no intenten engañar" a los catalanes con sus propuestas de Estatut, ya que, a su entender, "plantean reabrir el pacto cons- titucional".

Arropado por la cúpula del PP, entre ellos el presidente del PP, José María Aznar, el candidato popular a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, y diversos ministros, Piqué intervino en el hotel Arts de Barcelona ante unos 1.500 militantes con un parlamento en el que advirtió a CiU y PSC de que "se encontrarán con la clara oposición del PP" a los planteamientos que van "mucho más allá de la Constitución".

Y es que, a su entender, "no hay un motivo" para pedir la reforma del Estatut, sino sólo "una utilización del Estatut para fines partidarios", por lo que opinó que "el día que cambiemos el Estatuto de todos por un Estatut de los unos o de los otros, habremos hecho un mal negocio".

Asimismo, Josep Piqué acusó a CiU y PSC de identificar el catalanismo político con un "nacionalismo obsesionado por el pasado, que pone énfasis en todo lo que nos aleja y nos diferencia de España".

"No necesitamos líderes mesiánicos ni políticas de paternalismo intervencionista", dijo Piqué en alusión a Maragall y Mas, a quienes advirtió de que "nuestro objetivo es la Cataluña de mañana (...) no la de ayer; o incluso, como ahora vemos, la de 1714 o la de los Reyes Católicos".

Aznar y Rajoy, presentes

El presidente del Gobierno, José María Aznar, y el secretario general del PP, Mariano Rajoy, expresaron ayer su apuesta por la estabilidad institucional que con- sideran que garantiza el PP frente a propuestas planteadas por los nacionalistas y por el PSOE que generan dudas y ponen en riesgo el futuro.

Aznar y Rajoy, en la convención que presentó a Josep Piqué como candidato a la Presidencia de la Generalitat, coincidieron por vez primera en un acto del PP después de que el pasado martes la Junta Directiva Nacional de esta formación política designase al segundo como su candidato a la Presidencia del Gobierno.

Esa primera coincidencia llevó a un cambio en el orden de las intervenciones y Aznar cedió el cierre a Rajoy, e, incluso, decidió hablar antes que Piqué. El presidente dijo que la Constitución y los estatutos no son ningún obstáculo, sino que son y deben seguir siendo la base fundamental para la prosperidad de España y de Cataluña. Por ello, se preguntó por qué hay proyectos que intentan apostar por la inestabilidad en lugar de por la estabilidad.