Nacional

Rajoy: "Frente al plan Ibarretxe, una alternativa democrática"

El secretario general del PP considera que la dilación en la presentación formal de la propuesta supone que se "trata de esperar a ver si hay un gobierno central más débil". "El diálogo no es posible".
EFE, Madrid
28/sep/03 20:26 PM
Edición impresa

El secretario general del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que el Plan Ibarretxe es una "apuesta por romper la convivencia" y construir una nueva alternativa "con todo lo que hay alrededor de Batasuna y ETA", frente a lo que es "obligado" conformar una alternativa democrática al PNV.

En conferencia de prensa en la sede del Partido Popular, Rajoy consideró también que la dilación en la presentación formal del plan supone que "se trata de esperar a ver si hay un gobierno central más débil" y que, ante semejante reto, es necesario transmitir a la sociedad la obligación de "defender la libertad, los derechos y las reglas del juego".

Aseguró también que, sobre los planteamientos de la propuesta presentada ayer por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "el diálogo no es posible" porque "no nos pueden pedir que hablemos de romper la convivencia" y los pactos constitucionales que "acordaron todos los partidos políticos", votaron la "inmensa mayoría de los vascos" y de los que "sólo se excluye a ETA".

"Ayer alguien, unilateralmente, decidió que el pacto político por la convivencia que él firmó ya no le vale, y lo rompió; y además presentó otra cosa con la que también rompe con la mayoría de los demócratas y se apuesta por un pacto nacionalista, fundamentalmente con lo que era Batasuna, ETA y esos grupos", explicó.

Para Mariano Rajoy, la propuesta de Ibarretxe "expulsa a muchísimos sectores y miles de vascos; no tiene en cuenta las advertencias de riesgos de quiebra social y peligro económico y olvida que el principal problema del País Vasco es la libertad y el respeto a los derechos de las personas y que a lo que hay que aplicarse es a acabar con ETA".

Frente a este reto, el PP apostará por "respetar lo pactado" votando en contra del plan en el Parlamento vasco y las Cortes Generales, y por que se cumpla la Ley y se usen "todos los instrumentos del Estado de Derecho".

Sobre la posibilidad de que el Plan Ibarretxe llegue a ser debatido en las Cortes Generales, Rajoy apuntó que, dado que parece que hay voluntad de que llegue", deberían hacerlo "ya, porque llevamos mucho tiempo generando una situación de inestabilidad y a veces uno tiene la sensación de que de lo que se trata es de esperar a ver si hay, a nivel de toda España, un Gobierno más débil".